Ciclo de cine árabe II (Marcos Rodríguez)

I’m the one who brings flowers to her grave
Ana alati tahmol azouhour ila qabriha
Francia/Siria, 2006, 110 min.
Dirigido por: Hala Abdallah, Ammar Al Beik

¿Qué significa “cine árabe”? ¿Qué esperamos ver y qué alcanzamos a entender cuando vemos “una película árabe”? Siempre hay barreras entre nosotros y los otros.
Por suerte, I´m the one who brings flowers to her grave plantea toda una serie de desafíos: documental/autobiografía/reflexión poética/compendio de todas las películas que no llegaron a filmarse. Lo que une las partes de esta película es la voz en off de la directora, que comenta y explica: exiliada siria, regresa a su país para filmar esta película, que no se sabe bien qué es, que quiere ser la amalgama de todas aquellas películas que la directora querría haber filmado y nunca llegó a hacer. Se multiplican las historias. Se multiplican los testimonios a cámara. La imagen se roba el control de lo que está pasando.
Hay rincones mágicos en esta película, como la visita al taller del hombre que se dedica a reparar viejos íconos y que no logra encontrar un buen ejemplo para mostrar a cámara; o la imagen final, un plano largo, suntuoso por extraño. Nunca terminamos de entender bien del todo qué está pasando en la pantalla, en parte porque nos falta información pero también en parte porque esta película no se resigna a ser de una sola forma.
Uno de los elementos potencialmente más hermosos y que a la vez demuestran todas las dificultades con las que podemos chocar al ver un cine que desconocemos son las numerosas citas a una poetisa siria que murió en la década del ´90. El título de la película viene de un verso suyo. Una y otra vez la voz de la directora recita sus poemas. Se nos informa algunos datos sobre su vida, pero no demasiado, lo que prima son sus poemas. No hay nada más difícil de traducir que una poesía.
Entre los subtítulos llegamos a entrever algo, pero siempre queda la sospecha de que una parte no logró cruzar ese puente.

Man without a Cell Phone
Ish lelo selolari
Bélgica/Israel/Francia/Palestina, 2010, 83 min.
Dirigido por: Sameh Zoabi

En cierta forma resulta consolador descubrir que en los cines periféricos, cines exóticos a los que uno tiene acceso solo a través de ciclos y festivales, también se producen películas malas. ¿Por qué no habría de ser así?, se podría preguntar uno; el buen cine, como pasa con toda forma de arte, es un bien más bien escaso. Por supuesto, lo que sucede es que uno no ve todas las películas que produce un país (hasta en Argentina son pocos los que llegan a ver todas las películas argentinas que se producen por año), lo que nos llega es un seleccionado, aquellas películas que se destacaron en un contexto u otro, lo mejorcito. Muchas veces lo malo no cruza las fronteras y de pronto tenemos la impresión de que en el “mundo árabe”, por ejemplo, se producen exclusivamente exquisitas piezas de poesía. No.
Man without a Cell Phone es una comedia que, embebida de conflictos de color local palestino, se vale de una forma universal, que nosotros en este rincón podemos absorber casi sin problemas. Un joven moderno que no quiere seguir los pasos de su padre, conflictos familiares, dificultades socioeconómicas, el amor. Acá o en cualquier otro lugar, las relaciones y las reacciones resultan más o menos parecidas. Sobre todo en un mundo globalizado.
El argumento, sin embargo, tiene el sello palestino: el padre del protagonista, un granjero, quiere iniciar una lucha contra una antena de celular que los israelíes han puesto justo junto a su campo. Hay retratos grotescos de la familia, redes de amigos campechanos, un protagonista supuestamente simpático con el que nos identificaríamos de inmediato. Todos en el pueblo están contentos con tener por fin señal en sus celulares y el viejo y orgulloso palestino quiere derribar la antena. Entre risas y lágrimas, autodescubrimiento y fidelidad familiar, el joven moderno redescubre sus raíces palestinas, la injusticia de la opresión israelí, la importancia de la tierra y la familia.
Con tono ligero, Man without a Cell Phone se carga de verdades, de buenos sentimientos, de revelaciones importantes. No nos reímos demasiado, pero recibimos el mensaje.

Cine árabe I (Marcos Vieytes)

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Qué serie de Netflix te gusta más?

Loading ... Loading ...