El rincón del Viejo Canalla

BARBARA GRABINSKI. Selva mía. Edición independiente.

Desde hace una año, en una antigua casona de San Telmo, de esas que cuentan con grandes patios, funciona el Club Social Cambalache, un espacio que, en un principio, pareció dedicarse de manera excluyente a nuestra mísica ciudadana pero que luego fue amploando su espectro musical a otros géneros. A cargo del lugar está Barbara Grabinski, más conocida como «La Polaca», quien se encarga de programar a los intérpretes y conjuntos que allí actúan. Es así que en el lugar desfilaron figuras consagradas, tanto como nuevos artistas, algunos desconocidos en estos pagos porteños, pero que siempre ofrecieron un denominador común: la calidad de su música. En este espacio , en el verano en el bonito segundo patio y en épocas de clima menos acogedor en un salón interior que cuenta con un piano de cola, luego de los conciertos se generan amenas tertulias entre los concurrentes. A ello hay que agregarle la rica comida casera, que se puede regar con vinos y cervezas, o aquellos que son abstemios, con bebidas sin alcohol. En fin, un lugar que, como se ha dicho, cumplió su primer año de vida y que, esperamos siga gozando de buena salud. De hecho, ya comenzaron las actividades de 2023. 

Pero hete aqui que «La Polaca» también es una muy buena cantante que, hasta ahora, se había dedicado al tango pero en este, su ultimo disco, produce un viraje, interpretando música de nuestro litoral y algunas obras de autores seminales del rock nacional. Acompañada pot Osvaldo Belmonte en piano y encarhado de los interesantes arreglos, Javier Acevedo en acordeón, Geraldine Carnicina en contrabajo, Carolina Rodrógurz en violón, Matías Kelvin Sarmiento en percusión y Alejandro Bordas en guitarra, la cantante ofrece un programa dentro de las caracterpisticas señaladas. Así, entre los temas litoraleños, hay destacables versiones de Corazón de luz y sombras, un bello tema de Fandermole, de la obra que da título al disco, de Corazón de pájaro, de Teresa Parodi, y de dos grandes clásicos inoxidables, El cachapecero, de Ramón Ayala y Ki chóroro, de Aníbal Sampayo. Pero Bárbara Grabonski también se muestra intensa y expresiva como intérprete de temas del rock nacional, tal como lo demuestra en sus versiones de Parte del aire y Ambar violata, de Fito Páez y Lago en el cielo, de Gustavo Cerati y, como bienvenido plus, Lidia Borda participa como invitada en Aquí, Un disco que muestra a la vocalista en un muy atractivo cambio de rumbo. Jorge García.

DON OLIMPIO. Vengo. Edición independiente.

De los conjuntos dedicados a la proyección folclórica surgidos en los últimos años, Don Olimpio es, sin duda, uno de los más importantes. Con una vocalista excepcional como Nadia Larcher e integrado por ocho músicos que le dan ina estructura camarístic y con los excelentes arreglos del pianistta Andrés Pilar, el grupo en sus anteriores trabajos había recreado principalmente obres de nuestro acervo nativo, en arreglos originales y creativos. pero en este nuevo trabajo ofrece obras propias y, salvo alguna excepción, de autores poco difundidos. El disco se inicia con Al sol, un tema de Nadia Larcher en el que de destaca ka flauta de Juanpi Di Leone, y continúa con Madre Selva, una galopa de Luz Galathea. Pájaro trueno  es otro ritmo litoraleño de Gabo Ferro, en tanto que el instrumental Sus ojos de río es un bonito chamamé lento de Milagros Caliva, en el que la bandoneonista se luce ampliamente, mientras otro instrumental es el candombe Seguí nomás, de Andrés Pilar en el que hay muy buenos solos del autor y de Federico Randazzo en clarinete. El notable pianista y compositor uruguayo Hugo Fattoruso canta su tema Mi canción y Nadia Larcher muestra sus notables aptitudes en la vidala Alaridos, de Ana Robles, en el dramático  La vida, la muerte, de Juan Saraco y en su propio tema Monte. El disco finaliza con el tema que le da título, una obra de tono grave, de Andrés Pilar, con letra de su padre y que culmina con un ritmo de milonga. Otro excelente trabajo de Don Olimpio, que los ratifica como una de las formaciones folclóricas mas interesantes del país. Jorge García.

GUSTAVO BEYTELMAN. Travesía. Blue Art.

He aquí un disco registrado en vivo en Rosario en el año 2003 -y que ahora ve la luz a través del excelente sello Blue Art que dirige Horacio Vargas-, a cargo del trío del pianista Gustavo Beytelman, a quien acompañan Víctor Hugo Villena en bandoneón y Roberto Tormo en contrabajo, ofreciendo un repertorio integrado por algunas obras de Beytelman y otras de autores reconocidos y por temas de Duke Ellington que tienen la peculiaridad de ser vertidos en versiones tangueras, demostrando que la buena música no reconoce límites ni fronteras.. El disco comienza con el tema que le da título, que  presenta bruscos cambios de tiempo y un muy buen solo de piano y finaliza con otro tema de GB, Preludio n°1, intercalándose otras dos obras suyas, el introspectivo Raíces y el vigoroso L´autre visage a los que se agregan la ya clásica milonga Nocturna, de Julián Plaza y Contrabajeando, la única colaboración de Troilo y Piazzolla, que permite el lucimiento de Tormo. Pero, como se señaló, lo más llamativo del disco es la utilización de ritmos ciudadanos en varios clásicos de Ellington a los que el bandoneón de Villena les otorga esa particular impronta. De este modo se pueden escuchar sorprendentes versiones tangueadas de temas como Prelude to a Kiss, Solitude, In a Sentimental Mood y Take the «A» Train. O apreciar Satin Doll en tiempo de milonga lenta y Caravan como un enjundioso candombe. Un disco oculto durante casi veinte años y que es un auténticoo hallazgo. Jorge García.

URMG. Edición independiente

JUAN CRUZ DE URQUIZA. Ultima chance. Club del Disco.

Juan Cruz de Urquiza es el mejor tromperista de nuestro medio y un auténtico referente para jóvenes músicos que se dedicam a ese instrumento. Dueño de un sonido robusto pero también límpido y cristalino , un fraseo personal y una gran inventiva para la improvisación, aqui aparece en dos formaciones diferentes que confirman su importancia como instrumentista y compositor.

URMG es un cuarteto al que a Urquiza se le suman Guillermo Romero en piano, Javier Malosetti en bajo y Oscar Giunta en batería, conformando un sólido grupo de  hard bop, desarrollando un programa en el que se alternan standards y algunas obras propias. El disco se inicia con Thad´s Blues, en el que Urquiza roca la trompeta con sordina y hay un muy buen solo de piano y, dentro de esa misma tónica está URMG Blues en el que también se lucen Urquiza y Romero. El tema más intenso del disco es The Eye of the Hurricane, en el que el trompetista ofrece su solo más vibrante y la línea baladística está representada por el clásico Mood Indigo, en tanto que un aire latino impregna Yesterdays. El resto de los temas  está desarrollado en tiempo medio con títtulos tan emblemáticos como All the Things you Are, My Favorite Things, expuesto en un tiempo valseado y Nobody Else But Me, en tanto que los atractivos temas propios incluyen  a 2912 y Fly, en todos los cuales, con el sólido aporte de base de Malosetti y Giunta, Urquiza y Romero se destacan por la inventiva de sus solos. Un convincente trabajo de este cuarteto.

Ultima chance es el más reciente trabajo de Urquiza, en este caso al frentte de un quinteto que completan Lucas Goicoechea en saxo alto, Ernesto Jodos en piano, Sebastián de Urquiza en contrabajo y Sergio Verdinelli en batería, a los que se suma en un tema la promisoria vocalista Juana Salles, ofreciendo un programa de obras del trompetista. El disco comienza con Medias verdades, un tema con cambios de tiempo y en el que hay un atractivo duo de piano y trompeta y continúa con el tema que da título al disco, en el que participa en canto Juana Salles y que, tras un comienzo relajado, desarrolla un poderoso crescendo en el que la vocalista muestra su vertiente más libre. Esa tarde, comienza con un tono de balada y un introspectivo solo de Goicoechea pero va cambiando de tiempo y ofrece un solo de piano muy creativo de Jodos, en tanto queel intenso Ilusión en red permite un gran trabajo de Verdinelli. En el lírico Desde lejos hay destacados solos de todos los músicos y el disco finaliza con Desencuentro que ofrece un framento cantado´pot Urquiza y muy buenos pasajes de trompeta y piano. Otro trabajo que ratifica las aptitudes de Juan Cruz de Urquiza como instrumentista y compositor. Jorge García.

HERNAN JACINTO. Hope. Club del Disco.

Pianista de enormes apttudes, (técnica depurada, precisa digitación, inventiva para improvisar), Hernán Jacinto presenta este nuevo trabajo, en el que está acompañado en la mayoría de los temas por Flavio Romero en contrabajo y Fernando Moreno en batería, salvo en dos en los que el contrabajista es Jerónimo Carmona y el baterista Daniel «Pipi» Piazzolla, más la presencia de algunos invitados. El programa está integrado, salvo en dos temas, por obras propias, que muestran a Jacinto también como un muy atrayente compositor. El disco comienza con el tema que le da título, en el que el pianista ofrece un vibrante solo en una obra que presenta, como ocurre en otras del disco, bruscos cambios de tiempo (Jacinto se caracteriza también por eludir los tiempos más tópicos). Es así que en su música, más allá de la impronta definitivamente jazzística, se pueden detectar influencias de otros ritmos. Estas características se pueden apreciar, vg, en Holes and Tricks, un tema en el que se luce Ramiro Flores en saxo alto.o en el coqueteo con el vals en Universal. Pero lo que hay que resaltar es la notable inventiva que muestra el pianista en cada uno de sus solos, ya sean estos intensos o introspectivos, siempre apoyado por la solidez de las dos bases rítmicas. o la interacción que consigue con la percusión de Minino Garay en Partir. Y también hay que destacar sus creativas relecturas de Here, There and Everywhere, un hit de Los Beatles y de Ambar violeta, de Fito Páez. Un excelente disco de Hernán Jacinto que lo ratifica como uno de los más completos pianistas de nuestro medio. Jorge García.  

STOPMOVIL. La máquina de fabricar caprichos..Edición independiente.

La música improvisada tiene destacados cultores en Buenos Aures y este grupo puede incluirse en ese terreno, al que le incorpora elementos de free jazz. Integrado por Jorge Torrecillas, uno de los mejores saxofonistas de nuestro medio, en tenor y alto, Luciano Bagnasco en guitarra eléctrica, Pablo Vázquez en contrabajo y Marcelo von Schultz en batería, a los que se agrgasn los pianos de Carolina Rizzi y el habitualmente trombonista Omar Grandoso, el grupo dersarrolla un programa integrado por obras de nombres tan extensos (al menos varias de ellas) que no es posible reproducirlos en este espacio. Pero lo importante no son los títulos de las piezas sino el grado de libertad y creatividad que ofrecen a través de elaboradas improvisaciones en las que se pueden escuchar atractivos solos , aunque es la interacción de los instrumentos el núcleo más relevante del trabajo, con los pianos actuando como elementos de distensión. Un trabajo que requiere una escucha atenta y oyentes dispuestos a abrir sus oido a sonidos y armonías que escapan a las que se escuchan habitualmente. Jorge García.

LIDIA Y LUIS BORDA. El hilo invisible. Acqua Records.

A esta altura es casi un lugar común señalar que Lidia Borda es una de las grandes cantantes del país y una notable intérprete de nuestra música ciudadana. En este caso, aprovechando la presencia en el país de su hermano Luis, excelente guitarrista y compositor, quien reside desde hace años en Munich, grabaron un disco integrado por obras del guitarrista (salvo una) en las que la química entre los dos hermanos justifica su título. El CD incluye tangos, milongas, candombes, algúna chamarrita y muestra las aptitud de Luis Borda como compositor. El disco comienza con el movido candombre Vivo en San Telmo y continúa con Al otro lado del río, una milonga con algo de chamarrita, dedicada al gran Alfredo Zitarrosa. Cierto aire oriental se percibe en Barco partido, en el que hay participación de violín y viola y el compromiso se hace presente en el intenso La bala dobló en la esquina, en tanto que La vida después, inspirada en la muerte de algunos allegados, está cantada por Luis Botda y ofrece su mejor solo de guitarra. Hay también en el disco una emotiva versión de Vuelvo al sur, de Pino Solanas y Astor Piazzola  finalizando con Vos, yo y un blues, que muestra la versatilidad de la cantante en un estilo alejado del que transita habitualmente. Un disco diferente dentro de la jugosa discografía de Lidia Borda. Jorge García. 

EL ARRANQUE. Camaradas. Acqua Records.

Con una trayectoria de un cuarto de siglo. El Arranque, la formación liderada por el contrabajista Ignacio Varchausky, es uno de los grupos tangueros más sólidos y prestigiosos de los últimos años. Si bien abrevan en la fuente «puglieseana» han conseguido un sonido personal que fusiona las raices más nobles de nuestra música ciudadana con arreglos de innegable modernidad. En este nuevo trabajo cuentan como invitado de lujo con la participación del ya legendario bandoneonista Víctor Lavallén (sí, el que hizo el formidable arreglo de Gallo ciego para la orquesta de Pugliese en 1959), ofrecieno un repertorio que con, una excepción, responde a la autoría de dos figuras estelares de la orquesta de Don Osvaldo: Emilio Balcarce y Julián Plaza. Del primero se pueden escuchar dos temas que no están entre los más conocidos de su obra, Sideral, (grabado en su momento pot el Octeto de Astor Piazzolla) y Magia porteña y tres obras con letra , de las que es autor de la música, Cuando caigan las hojas, Vamos tropilla y Que habrá sido de Lucía, cantadas con su habitual eficiencia por Juan Villarreal. De Plaza se pueden apreciar en el disco excelentes versiones de Melancólico, Sensiblero, Disonante y el casi desconocido vals Criollita. completándose el CD con una muy buena obra del bandoneonista Camilo Ferrero. Sitano. Otro consistente trabajo de El Arranque. Jorge García.

PABLO MURGIER. Gare du Sud. Collectif ¿Pot qué no?

Muy atractivo trabajo de este pianista argentino radicado en Francia que, si bien está presentado como un disco de tango contemporáneo, abreva también en otras fuentes, sea estas, el jazz o los ritmos folclóricos latinoamericanos. Muy buen instrumentistas pero también interesante compositor, Murgier está acompañado por Simone Tolomeo en bandoneón, Roman Lecoyer en contrabajo y Minino Garay en batería, más la presencia en un tema de la cantante Vanina de Franco y un par de invitados más, ofreciendo un repertorio integrado por obras propias. El tema que da comienzo al disco y le da título es un tango de una construcción muy elaborada con un gran solo de piano. y está seguido por Domingo, una pieza en la que sobre un ostinato del piano se luce el bandoneon  mientras que 2 Rue Corneille presenta un aire folclórico. En La gréle hay un solo obsesivo del piano y se destaca Tolomeo, en tannto que La bergeuse des malassis es un lúdico aire de candombe y Meliquina  un tema lírico donde aparece como invitada Rachel Therrien en trompeta. Augurios es una obra dedicada al cantante rosarino Leonel Capitano con lucimiento de Machiko Ozawa en violín y el disco finaliza con Furgón, una improvisación colectiva del grupo. Un muy interesante trabajo de este pianista en un CD que es una muy buena muestra de su talento Jorge García.

CARLOS VARELA. Pasos. Edición independiente.

Cantante de una dilatada trayectoria (40 años y 24 discos), Carlos Varela presenta este nuevo trabajo para el que se rodeó de un numeroso y selecto grupo de figuras,  desarrollando un repertorio que pone el acento en temas nuevos de nuestra música ciudadana. Varela es un cantante de gran expresividad y dueño de un estilo interpretativo intenso y dramático, habiendo elegido para la ocasión un repertorio afin con ese temperamento. El disco comienza con dos composiciones de la dupla Piazzolla/Ferrer, una correpondiente a la veta más enfática y grandilocuente del poeta, la Balada para mi muerte, en la que participa en recitado Susana Rinaldo y la otra, una de sus mejores composiciomes, la emotiva El gordo triste, dedicada a Aníbal Troilo, en la que se destaca el guitarrista Hernán Ruiz. En el resto priman las obras de nuevos autores, de las que Varela ofrece muy buenas versiones, tal el caso de Dos angustias, de Alejandro Schwartzman y Néstor Basurto, Buenos Aires como quisiera, de Carlos Cabrera, El vicio, de Edgardo Acuña, dedicado a Rubén Juárez y en la que el autor participa en piano y guitarra, la «borgiana» Milonga del traidor, de José Ogiviecki y Fabrizio Castañeda y el tema que da título al disco, un porente candombe de la uruguaya Malena Muyala. Pero Varela también incursiona en otros géneros y así se pueden escuchar la clásica rumba Siboney, de Ernesto Lecuona, con cierto aire tanguero y el bolero Vete de mi, de los hermanos Expósito, donde se luce en piano Mario Parmisano, finalizando el disco con Candombe para Evaluna, una obra que Varela dedicara a su nieta. Un t5rabajo que ratifica la vigencia de este veterano cantante. Jorge García

LEONEL LUQUEZ. Garúa. Blue Art.

No son muchos los intérpretes que ofrecen un repertorio tanguero en solos de piano.Por eso es bienvenido este trabajo de Leonel Luquez en el que presenta un programa integrado en su mayoría por obras clásicas de nuestra música ciudadana En Luquez no hay bísquedas vanguardistas en la línea de un, digamos, Gerardo Gandini sino que el pianista abreva en la tradición de un Lucio Demare o de los hoy olvidados Luis Visca y Juancito Díaz. Dentro de ese estilo, se pueden escuchar muy buenas versiones de temas como Melancólico, de Julián Plaza, Mi noche triste, La ultima curda, Garúa o Nada, obras de las que Luquez extrae su gran riqueza melódica. Hay también interpretaciones de dos valses, el inevitable Palomita blanca y el lírico Pequeña, de Osmar Maderna y una vertiente más moderna está representada por Emocionado, de Omar Torres, Buena vida, de Nicolás Ledesma y una poco conocida obra de Astor Piazzolla, el Preludio 1953. Un muy interesante disco de este pianista. Jorge García.

AMORES TANGOS. Milonga Universal. Edición independiente.

A diferencia de otros grupos que deben luchar a brazo partido para poder instrelarse, Amores Tangos ha conseguido hacerlo a partir de una propuesta que logró sintonizar con gran cantidad de gente. Con un estilo que -sin desdeñar los valores musicales-, prioriza elementos lúdicos, bailables y festivos, el grupo dirigido por el guitarrista José Teixido ha conseguido que sus presentaciones y sus discos sean auténticos éxitos. Este nuevo trabajo mantiene esos principios y con la presencia de varios cantantes de fuste, a los que ha agregado la participación de la Orquesta de Cuerdas de la Camerata Almagro,  la formación desarrolla un programa integrado por varias obras de Teixido más un par de títulos de autores prestigiosos. Así entre la obras del guitarrista corresponde destacar la enjundiosa milonga que da título al disco, el instrumental Lo que vale, Solos en el universo, cantado por Ligia Piro, Para llegar a destino, con la voz de Pepe San Martín y Cuando el silencio, que canta Sandra Mihanovich. Los excelentes versos de Raimundo Rosales en Para Astor permoten el lucimiento de un cantor de gran nivel como el Negro Falótico y Filosofía barata y zapatos de gomx, de Charly García está interpretado por Cucuza Castiello, un vocalista ideal para acoplarse al grupo. El disco se completa con una versión de Taquiro militar, la clásica milonga de Mariano Mores. Otro trabajo de Amores Tangos que mantiene las características que tanto suceso han provocado. Jorge García.

MELINA MOGUILEVSKY. Huecos. Edición independiente.

Cantante muy dotada y de gran eclecticismo, con participaciones en formaciones que oscilan entre la música pop y los grupos de free jazz más avanzado, Melina Moguilevsky presenta este trabajo integrado por composiciones propias en un registro que amalgama lo acústico con lo electrónico, que permiten su lucimiento como vocalista y en las que integra su voz como un instrumento más. Acompañada por una formación básica  en la que participan Juan Belvis en sintetizadores, piano, percusión y arreglos (que comparte con Melina) y el multinstumentista Luciano Vitale, a los que se suman numerosos invitados, entre ellos los cantantes Victor Ramil y Candelaria Zamar, MM ofrece un variado caleidoscopio de sonidos instrumentales y vocales que le permiten mostrar sus dotes, tanto en el canto como en la vocalización, dentro de obras trabajadas en diferentes tiempos en las que también se percibe cierto aire oriental. Un disco que, posiblemente requiera varias escuchas para ser apreciado, pero que muestra el indiscutible talento de Melina Moguilevsky. Jorge García.

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Qué serie de Netflix te gusta más?

Cargando ... Cargando ...