El rincón del Viejo Canalla
Vivi Verri

VIVI VERRI. Dejámelo pensar. Edición independiente.

En ocasión de la aparición de su primer disco, Rosa de tango, señalamos en este mismo espacio que Vivi Verri era una de las apariciones más interesantes en el amplio espectro actual de las cantantes femeninas de tango. Este segundo trabajo no hace más que confirmar aquella aseveración, con la vocalista volviendo  a mostrar una voz profunda y bien timbrada, de variados matices, su excelente afinación y dicción, un fraseo muy personal y una gran sensibilidad para abordar cada uno de los temas que interpreta. Acompañada por variadas formaciones de excelentes músicos, con los creativos arreglos de Pablo Motta y Esteban Morgado, –a diferencia de su primer trabajo- si bien no abandona la interpretación de algunos temas clásicos, pone el acento en obras de compositores contemporáneos, algunas de ellas inéditas, conformando un repertorio de gran calidad. Así entre los primeros se pueden escuchar notables versiones de De mi barrio,  acompañada por la guitarra de Morgado, el melancólico Valsecito amigo y dos de los mejores momentos del disco, su interpretación de Fuimos, solo con el bandoneón de Walter Castro yen un auténtico tour de forcé, una dramática versión de Tarde con Pablo Motta en el contrabajo. Pero son muchos los  pasajes memorables del disco, como la gran interpretación de Vivi de Nuestro balance, su sentida versión de Mucho más que dos, del recientemente desaparecido Héctor Negro, solo con el piano de Noelia Sinkunas y la de dos temas inéditos de Eladia Blázquez que están a la altura de sus mejores trabajos, Un poquito más y Quien nunca amó, y también se anima con un lírico choro del brasileño Cartola, cantado en portugués. Un gran disco de Vivi Verri que confirma su talento y que estará a la hora de los balances entre los mejores Cds. de tango del año. Jorge García.

 

TATIANA CASTRO MEJIA QUINTETO. Sin ancla. Edición independiente.

Dentro del prolífico terreno del jazz que se ejecuta en nuestro país, la pianista colombiana Tatiana Castro Mejía se ha convertido en una de las figuras más importantes. Instrumentista en constante evolución, dueña de un estilo sobrio e introspectivo que desdeña el virtuosismo gratuito, con momentos casi minimalistas y gran creadora de atmósferas, en sus interpretaciones siempre es captada en profundidad la esencia de cada tema sin dejar de lado la vertiente más emocional de los mismos. En este, su segundo trabajo, está acompañado por una línea de vientos poco habitual, integrada por Renato Bianucci en flauta, un músico que abreva en la música clásica contemporánea y la improvisación y Francisco Salgado en trombón, en el que confluyen las raíces bluseras con la experimentación, más una base rítmica que excede ampliamente ese presupuesto a cargo de Maximiliano Kirszner en contrabajo y Hernán Rodríguez en batería, dos músicos ligados al terreno más  vanguardista del jazz nacional. Con ellos desarrolla un repertorio en el que se alternan dos obras del gran Eric Dolphy, una de Carla Bley y cuatro de la pianista, que la muestran también como una muy competente compositora. La constante del excelente disco es la permanente interacción entre los instrumentos lo que da lugar a momentos en los que prevalecen diferentes formaciones (vg, dúos, tríos). El tema inicial del disco, Animal de cuatro patas, es la obra de Tatiana de estructura más compleja, con lucimiento de todos los músicos, al que siguen dos clásicos de Dolphy Hat and Beard y Straight Up and Down (entre ellos aparece 3782_In, una notable relectura del grupo de 245, otro tema de Dolphy). Todo este segmento aparece como el más arriesgado del disco, con notables solos y permanentes variaciones de tiempo. King Korn, de Carla Bley es interpretado en una enjundiosa versión, mientras que Aquí debería haber rosas…,  es el tema más lírico y reflexivo del CD, en el que se destaca Bianucci. El disco finaliza con una potente versión de Idea X: una habitación cerrada, otro tema de la pianista con muy buenos solos del piano y el trombón. Un gran trabajo de Tatiana Castro Mejía que estará sin duda entre los mejores discos de jazz nacional del año- Jorge García.

CUARTETO CEDRON- El Gallo Cantor – Suertes. Cantatas. Alfiz 515702.

Luego de su forzado partida del país en los años 70, Juan “Tata” Cedrón grabó una enorme cantidad de discos en Francia donde se convirtió en una suerte de referente de la música argentina. Trabajos instrumentales, musicalización de poemas (de Juan Gelman, Raúl González Tuñón o Dylan Thomas), recreaciones de tangos clásicos, fueron parte de la obra del Tata en el exilio. Sin embargo, las referencias a la actividad  política del momento –más allá de algún poema aislado como Muerte del Emilio Jáuregui, de Juan Gelman- , no aparecieron de manera frecuente en su obra. Por eso la cantata El Gallo cantor -compuesta en 1972 antes de su forzado exilio,  sobre poemas de Gelman como homenaje a los combatientes asesinados en el penal de Trelew-, lo mismo que Suertes, de 1976, también sobre textos del poeta, son una suerte de rara avis en su discografía. La obra fue interpretada en su momento pero luego desapareció de circulación hasta la fecha, salvo para aquellos afortunados que tuvieron ocasión de hacerse de una copia del disco editado en Francia. A propósito del reestreno en la Argentina después de cuatro décadas de El gallo cantor, aparece este CD con las dos obras en su versión original, de las que participó el cuarteto original del Tata más la presencia como invitados del cantor español Paco Ibáñez y el contrabajista sirio Francois Rabbath.

Es bueno escuchar estas obras varias décadas después de su composición, ya que ello permite apreciar que su potencia se mantiene intacta, trascendiendo con comodidad la fácil caracterización de música panfletaria. Es que a la intensidad de los poemas de Gelman se le suma la calidad de los músicos participantes, el violista Miguel Praino, su inseparable compañero a lo largo de medio siglo, el melancólico bandoneón de César Stroscio, un instrumentista –y esta es una opinión muy personal- al que el Tata nunca pudo reemplazar, más el contrabajo de Jorge Sarraute o Carlos Carlsen.  Cedrón como cantante es el de siempre, con sus permanentes y ostensibles dificultades para afinar, pero con una potencia y un feeling tanguero que lo convierten en una figura única e irrepetible dentro de nuestra música popular. Además se percibe esa notable química que conseguía con los versos de Gelman, seguramente producto de su íntima amistad en aquellos tiempos. Escuchadas hoy, las dos obras (no solo El gallo cantor) se yerguen como documentos musicales imprescindibles de una época.

Hay que señalar que en la versión que se reestrena solo quedan de los participantes originales el Tata y Praino y que además interviene el conjunto instrumental y vocal La Lija, lo que seguramente la convierte en una obra bastante diferente a la original.

EL GALLO CANTOR SERA PRESENTADA LOS SABADOS 3, 10 Y 17 DE OCTUBRE A LAS 22 HS. EN HASTA TRILCE, MAZA 177.

 

 

 

NOEL MORRONI. Donde vuelan. Edición independiente.

A diferencia de otros trabajos encuadrados dentro del fértil terreno del jazz nativo, que eligen transitar caminos ligados a la vanguardia, este debut del tecladista Noel Morroni opta por incursionar en el territorio de la fusión. Al frente de un quinteto que completan Ingrid Feniger en saxo alto, Pol Mourelle en guitarra y efectos, Nacho Szulga en contrabajo y Martín López Grande en batería, Morroni ofrece un repertorio íntegramente compuesto por obras propias en el que se amalgaman elementos jazzísticos y otros provenientes del rock y la música pop. Tras una breve intro, el grupo desarrolla el enjundioso tema que da título al disco en el que se destaca un intenso solo de Feniger. Más introspectivo es  De mañana, en el que resalta un dúo del saxo y el contrabajo y Colo es una balada expuesta en trío con un buen solo del pianista. Circe, dedicado a la pequeña hija del líder es un breve y lírico solo de piano Rhodes, en tanto que la fusión retorna en Seis, con buenas participaciones de Feniger y Mourelle. El disco finaliza con Apa, un tema de tono más intenso. Un interesante debut. Jorge García.

 

GASTON URIOSTE. Ultimos soles del verano. Club del disco 283597.

A veces aparecen discos que por su variedad y originalidad  se hace difícil clasificar dentro de un género determinado. Este CD del multi instrumentista uruguayo Gastón Urioste es uno de esos casos. Músico que vivió en Francia varios años y radicado ahora en nuestro país, muestra como primera peculiaridad que toca  el oboe, un instrumento al que, a priori, se relaciona con la música clásica, principalmente la barroca. Al frente de un grupo con instrumentación muy ecléctica, Urioste desarrolla un programa compuesto casi en su totalidad por obras propias, en las que se pueden detectar piezas de carácter impresionista, ecos de ritmos folclóricos y reminiscencias de la música popular francesa a las que el sonido distintivo del oboe les otorga originalidad. Hay que decir también que la presencia de Victoria Zotalis, una de las cantantes más creativas del medio, con sus  vocalizaciones le otorga al disco una impronta muy personal. Un trabajo muy interesante que provoca expectativas por seguir la carrera de este músico. Jorge García.

 

 

 

DOMADORES DE POLILLAS, Clásicos enganchados. Edición independiente.

La intención de hacer versiones “populares” de temas clásicos no es una novedad en el terreno musical. Varias veces fue llevada a cabo (uno de los más conocidos es el de Waldo de los Ríos con una gran orquesta), no siempre con buenos resultados. Este septeto, dirigido por el saxofonista Pablo Berenstein, también responsable de los arreglos, se diferencia de otros intentos en que, por una parte, opta por eludir la fidelidad lineal a los temas, desarrollando abundantes pasajes de improvisación y, por otra, muestra una saludable irreverencia, como cuando convierte a la obertura Las Hébridas de Mendelssohn en una movida cumbia. Pero también La niña de los cabellos de lino, de Claude Debussy es objeto de una creativa relectura, lo mismo que los tres movimientos de la Sonata Patética, de Beethoven, que no están ejecutados juntos, sino intercalados con otras piezas. Y entre los mejores momentos del disco están la lírica versión de la Balada n° 1, de Chopin y la Gnosienne n° 1, de Satie, donde aparecen creativos solos. Un disco de tono lúdico, tal vez no apto para espíritus solemnes. Jorge García.

 

 

 

CARMEN BALIERO MUSICALIZA A VIOLETA PARRA. Centésimas Del alma. Aqua 431.

A primera vista la idea de que una pianista enrolada en proyectos experimentales musicalizara poemas de Violeta Parra no parecía una idea viable. Sin embargo, una mirada más atenta, puede percibir que las centésimas de la gran autora chilena son poemas claramente experimentales que, a través de una obsesiva utilización de los números (desde el 1 al 300), van exponiendo diferentes elementos vitales que pasan, como en gran parte de su obra, de lo íntimo a lo político expresando diferentes estados de ánimo. Baliero solo con su piano y su voz a través de constantes crescendos y diminuendos trasmite los sentimientos de la gran Violeta con inusual intensidad y el resultado es una obra en la que música y poesía se complementan de una manera sorprendentemente adecuada. Posiblemente uno de los discos más heterodoxos e insólitos del año. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 15 Y 16 DE OCTUBRE EN HASTA TRILCE, MAZA 177.

 

 

 

LINETZKY TRIO. Herencia Klezmer. IMJ 2015.

El pianista Andrés Linetzky es conocido por ser el fundador del grupo Vale Tango y ser director de la orquesta que ha acompañado al cantante Ariel Ardit en sus últimas grabaciones. Pero aunque la música ciudadana es su vocación principal decidió juntarse con sus hermanos Bruno (clarinete) y Matías (trompeta y mandolina) para recuperar las raíces musicales de su familia, trasmitidas por su abuelo, un adorador del klezmer. El disco no tiene, para aproximarse a esos ritmos, la sofisticación que, vg, propone el dúo de Cesar Lerner y Marcelo Moguilevsky en sus investigaciones sobre el género pero, en cambio, trasmite de primera mano, esa mezcla de melancolía y alegría que es rasgo distintivo de la música klezmer. Compuesto casi en su totalidad por obras tradicionales, con las que se intercalan comentarios del abuelo mencionado narrando anécdotas, el disco que es un buen exponente de la tradición musical judía. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 7 DE OCTUBRE A LAS 21.30 HS. EN NOTORIOUS, CALLAO 966.

 

 

 

KARINA BEORLEGUI CON FEDERICO MIZRAHI EN VIVO EN CLASICA Y MODERNA.

Con una sólida formación de actriz antes de su incursión en el canto, Karina Beorlegui ha desarrollado una intensa tarea en los últimos años que incluye la grabación de tres discos, giras internacionales y la creación del Festival de Tango y Fado que se desarrolla anualmente. Vocalista de fuerte temperamento y gran expresividad, en el espectáculo Postales, que ofreciera en Clásica y Moderna, se presentó junto al pianista Federico Mizrahi, un intérprete de gran ductilidad, que la supo acompañar en sus primeras actuaciones como solista. En sus recitales, Beorlegui suele intercalar tangos y fados, un género en el que se encuentra particularmente cómoda, pero en esta ocasión decidió ampliar su espectro interpretativo, incorporando autores de otros ritmos. Así se pudieron escucha muy buenas versiones de clásicos de nuestra música ciudadana como el bello vals Flor de lino, tangos de tono arrabalero como Ya estamos iguales, Palermo y La mina del Ford, junto a hitos del repertorio romántico, como Mañana zarpa un barco y Niebla del Riachuelo. Que Beorlegui es una gran intérprete de fados se pudo apreciar en sus intensas versiones de Pasiones diagonales y Duas lágrimas de Orvalho, pero también dos grandes autores de la música brasileña estuvieron presentes, Caetano Veloso con Sou seu sabiá y Chico Buarque con la memorable Construcción y los copleros españoles León y Quiroga con Tatuaje. Pero entre los mejores momentos del recital estuvieron los segmentos dedicados al repertorio latinoamericano con muy buenas interpretaciones de las inoxidables La flor de la canela y Volver a los 17 y un homenaje a la gran Chavela Vargas con la sentida El último trago. Un excelente concierto de Karina Beorlegui que la mostró en plena forma en su vertiente más intimista. Jorge García.

 

 

 

MECHA ANZOATEGUI. Yo soy la morocha. Epsa 1770.

Como muchos otros intérpretes de tango, Mecha Anzoátegui transitó distintos géneros antes de aterrizar en los terrenos de nuestra música ciudadana. Cantante de voz cálida y profunda, ha ganado en intensidad expresiva con el paso del tiempo y los discos y en este caso está acompañada por un grupo de excelentes músicos, tal el caso del guitarrista César Angeleri, también responsable de los atrayentes arreglos, el pianista Cristián Zárate, Nicolás Erlich en bandoneón y Bruno Cavallaro en violín, interpretando un repertorio integrado mayoritariamente por temas clásicos, aunque no faltan un par de obras de Eladia Blázquez y un tema del poeta  Mario Trejo, con música de Astor Piazzolla (Los pájaros perdidos). En el disco predomina un tono intimista que alcanza sus mejores momentos en los que la cantante está solo acompañada por la guitarra de Angeleri (La morocha en una muy buena versión, Las cuarenta), el piano de Zárate (Naranjo en flor), ambos músicos (las sentidas versiones de Maquillaje y Quedémonos aquí) o los dos bellos valses (Absurdo y Amores de estudiante) a los que el dúo de guitarra y violín les otorga una delicada atmósfera. Posiblemente el mejor disco de la carrera de Mecha Anzoátegui. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 7 DE OCTUBRE A LAS 21.30 HS. EN CIRCE, FABRICA DE ARTE, CORDOBA 4335.

 

 

 

ROSANA LAUDANI – CARLOS LIBEDINSKY. Otra luna. Tademus 019.

Diferentes características ofrece este trabajo de la cantante Rosana Laudani, vocalista desde 2003 hasta 2008 de la formación Narcotango, y el bandoneonista Carlos Libedinsky, fundador de ese mismo grupo. En este caso están acompañados por varios excelentes músicos con arreglos y dirección del pianista Mariano Fernández, ofreciendo un repertorio integrado por algunos clásicos, temas originalmente instrumentales de Libedinsky a los que se les ha agregado letra y obras de compositores sudamericanos. Laudani es una cantante de un estilo poderosamente dramático y una gran expresividad, expuesta en cada una de sus interpretaciones, como puede apreciarse en su versión de La extranjera, de Liliana Felipe, Un vestido y un amor de Fito Paez, con destacada participación de un cuarteto de cuerdas o el tema de Libedinsky que da título al disco. Pero tal vez los momentos más intensos del disco sean las versiones en dúo de voz y bandoneón de clásicos inoxidables (Che bandoneón, Fuimos, Tal vez será su voz y Niebla del riachuelo) en interpretaciones que se alejan bastante de las conocidas. Un muy atractivo debut de este dúo. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 4 DE OCTUBRE A LAS 21 HS. EN CAFÉ VINILO, GORRITI 3780.

 

 

 

GUILLERMO GALVE. Intimo. Edición independiente.

GABRIELA LAVALLE. Actitud tango. Edición independiente.

Cantante con una extensa trayectoria de cuatro décadas en la que participó en diversas orquestas que le proporcionaron un gran reconocimiento nacional e internacional, Guillermo Galvé presenta en este disco una suerte de resumen de su carrera, eligiendo, como el nombre del disco lo indica, un contexto decididamente intimista. Para ello contó (salvo en el primer y último tema del disco en que lo hace Néstor Basurto junto con el contrabajo de Agustín Marquesano) con el acompañamiento de Leonardo Andersen en guitarra, un instrumentista dúctil y creativo, también responsable de los arreglos, quien logra una notable simbiosis con la elegante voz de tenor y el estilo intenso y emotivo del cantante. Así recorren un repertorio integrado por clásicos indiscutidos de nuestra música ciudadana, donde dentro de un nivel de pareja calidad corresponde destacar las versiones del dúo de Fruta amarga, Una canción, Corazón no le hagas caso, Yuyo verde y Quedémonos aquí. También y sin que aparezca fuera de contexto, Galvé ofrece una gran interpretación de la bella canción Pueblo blanco, de Joan Manuel Serrat. Un disco que muestra a Guillermo Galvé en la plenitud de sus aptitudes.

Ahijada musical de Galvé, Gabriela Lavalle –sobrina nieta de Vicente Padula, inolvidable compinche de Carlos Gardel en sus películas-  ha desarrollado una ecléctica carrera en la que se ha dedicado al canto, la actuación la composición y la producción artística. Intérprete de un estilo temperamental y apasionado, en este disco está acompañada por Jorge Rutman en piano y bandoneón, responsable de los arreglos, Angel Bonora en contrabajo y Oscar González y Luis Caruana también en bandoneones, recorriendo un programa integrado en su mayoría por temas clásicos, aunque hay también obras de compositores más recientes como Eladia Blazquez y Cacho Castaña. Lavalle debe enfrentarse así a un repertorio interpretado en innumerables ocasiones, saliendo airosa del desafío gracias a su sensibilidad e intensidad expresiva, destacándose sus versiones de Tarde. Sin piel, Muñeca brava y Desencuentro. Un atractivo debut de esta cantante. Jorge García.

ESTOS DOS DISCOS SERÁN PRESENTADOS EN CONJUNTO EL 11 DE OCTUBRE A LAS 21 HS. EN EL CENTRO CULTURAL TORQUATO TASSO, DEFENSA 1575.

 

.

 

RANAS – DUO PORTEÑO DE TANGO. Júpiter. Edición independiente.

Con dos discos anteriores en su haber y una dilatada carrera internacional en la que recorrieron diversos países, este dúo integrado por Leandro Schnaider en bandoneón y Pablo Schiaffino en piano pertenece a la categoría de intérpretes que son tal vez más conocidos en el exterior que en su propio país. En estas transcripciones para sus instrumentos, los músicos eligieron un repertorio integrado por temas clásicos que interpretaran las grandes orquestas del género, mostrándose como dos músicos que, respetando las raíces, buscan en sus arreglos distintos matices de modernidad. De este modo se pueden escuchar atractivas versiones de grandes obras como Responso, La Tablada, Inspiración y la milonga Taquito militar, rescatan un casi olvidado tema de Angel D´Agostino, Café Domínguez y confirman que El entrerriano, compuesto hace más de un siglo y Ojos negros, otro tema centenario y claro antecesor del tango romántico, mantienen una vigencia y modernidad absolutas. Como invitados participan en el disco el cantante Ariel Ardit en Te aconsejo que me olvides Rodrigo Guerra en serrucho en El huracán. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 2 DE OCTUBRE A LAS 22.30 HS. EN HASTA TRILCE, MAZA 177.

 

 

 

PATRICIO DA ROCHA Y LAS GUITARRAS CRIOLLAS. Edición independiente.

Así como en el cada vez más amplio y diversificado espectro del tango actual existen formaciones que se interesan por la búsqueda de nuevos caminos, existen otras –tanto en el terreno instrumental como en el vocal- que intentan recuperar las raíces del género ya sea recreando (y en algunos casos imitando) a orquestas y formaciones del pasado o tratando de recuperar estilos insertados en los orígenes de nuestra música ciudadana. Este es el caso de este grupo integrado por el cantante Patricio da Rocha y los guitarristas Leandro García, Julián Rodríguez Rona y Federico Tasso (reemplazado en un tema por Cristian Marchesi). Más allá de la opinión que merezca esta intención “revivalista”, hay que señalar que el trío y el cantante superan la mera imitación para transformar sus interpretaciones en un homenaje tan respetuoso como sentido a una línea de cantores populares que abundaron en la década del 30. Para ello eligen un repertorio acorde a esas características en el que hay tangos conocidos como El ciruja, La mariposa, La gayola  y Mi refugio, en una infrecuente versión cantada, y la popular Milonga del 900, junto a valses, un fox-trot, una ranchera y hasta una tonada salteña muy poco transitada. Un disco que cumple cabalmente con los objetivos propuestos. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 9 DE OCTUBRE A LAS 22 HS. EN EL MARECHAL, LEOPOLDO MARECHAL 1219.

 

 

TIA JUANITA. Una parte del movimiento. Edición independiente.

Los ritmos del folclore latinoamericano son fuente de inspiración inagotable para numerosos grupos, entre los cuales está Tía Juanita. Integrado por la cantante Josefina Rozenwasser, que además toca el bandoneón y es autora de la mayoría de los temas, Martín Albamonte en guitarras, Sebastián Zanetto en teclados, Alejandra Yujthman en clarinete, clarón y saxo soprano, Juan Fiori en contrabajo y Jerónimo Peña en percusión, el grupo se diferencia de otras propuestas en la importancia que le da a los desarrollos instrumentales y la improvisación de claras influencias jazzísticas, donde se luce principalmente Yujthman, una intérprete de abundantes ideas que ofrece los solos más creativos del disco. Las letras de Rozenwasser oscilan entre lo social (La Juana, Los que volvieron de la sombra, Don Lorenzo) y obras de carácter más intimista que reflejan diversos aspectos de la vida urbana y también hay  muy buenos arreglos de dos obras clásicas del repertorio uruguayio, Adagio de mi país, de Alfredo Zitarrosa y Negrita Martina, de Daniel Viglietti. Un atractivo trabajo de este grupo. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 24 DE OCTUBRE A LAS 21.30 HS. EN MEDITERRANEA TEATRO, TUCUMAN 3378.

 

 

 

E-ZEQUIEL. Con alma de Chabuca Granda. Edición independiente.

Una de las grandes figuras de la música popular sudamericana es la peruana Chabuca Granda. Perteneciente a una familia aristocrática limeña, sus primeras obras reflejaban a una Lima señorial y europea pero luego fue evolucionando a la descripción de ambientes y personajes populares y a reflejar las contradicciones sociales y políticas de su país, sin nunca caer en la denuncia facilista. El cantante y compositor argentino residente en el Perú E-Zequiel Rocha ofrece aquí un generoso homenaje (incluso en tiempo, ya que el disco dura más de 70 minutos) a la gran compositora y para ello está acompañado por los músicos peruanos Ernesto Hermoza en guitarra y charango, también responsable de los atractivos arreglos y Gigio Parodi en cajón y los argentinos Nicolás Perrone en bandoneón y Quique Condomí en violín. En el ecléctico y variado programa se pueden encontrar algunas de las obras más reconocidas de Chabuca (La flor de la canela, Fina estampa, José Antonio, Cardo o ceniza) con otras menos transitadas pero igualmente valiosas, incluyendo también dos obras inéditas. E-zequiel se muestra aquí como un fino intérprete de la obra de una enorme figura de la música popular del continente. Jorge García.

 

 

 

MARIELA CUSA. Soy el viento. Club del disco 019.

Existen en nuestro país músicos muy valiosos que, por diferentes motivos, no han logrado el reconocimiento que merecen. A partir de lo escuchado en este disco, puede decirse que la cantante, ejecutante de numerosos instrumentos y compositora Mariela Cusa es uno de esos casos. Intérprete en la que se fusionan elementos de nuestra música folclórica, con ritmos provenientes de la vertiente afroamericana y canciones ancestrales de raíz indígena interpretadas en su idioma original, está acompañada por algunos músicos reconocidos, como el tecladista Mariano Fernández, el contrabajista Taty Calá, la charanguista María Laura Caballero, el guitarrista Juan Pablo Ferreyra y el percusionista Mario Gusso más las integrantes del grupo Tres Ríos del que la cantante forma parte. Mariela Cusa ofrece un repertorio encuadrado dentro de las características señaladas ofreciendo un trabajo de rasgos muy originales que muestran  una intérprete a seguir. Jorge García.

 

 

PAULINA TORRES. Atardeceres. Edición independiente.

Actriz, cantante y bailarina e integrante del cuarteto La Rosa de los Vientos, Paulina Torres en su disco debut muestra muy buenas condiciones como vocalista. Acompañada por Cristian Capurelli, también encargado de los arreglos, Nicolás Schrott en bajo eléctrico y Matías Furió en percusión, Torres ofrece un programa integrado por algunos clásicos de nuestro folclore y obras de nuevos compositores a los que se agrega un movido joropo venezolano y un chamamé de su autoría con el que cierra el disco. Dentro de un disco de un parejo nivel se destacan las dos zambas del Cuchi, la melancólica Me voy quedando y la emotiva Maturana y  una versión de Chayita del vidalero, de Ramón Navarro a la que le incorpora una serie de picarescas coplas. Son también atrayentes sus interpretaciones de la chacarera Coplas de luna llena, de Jorge Fandermole y del Caluyo del desierto, de Sandra Amaya. Un primer disco que muestra a una cantante de interesantes aptitudes. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 13N DE OCTUBRE A LAS 1 HS. EN CAFÉ VINILO, GORRITI 3780.

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Qué serie de Netflix te gusta más?

Loading ... Loading ...