El rincón del Viejo Canalla
Delfina Oliver

DELFINA OLIVER. Tokyo Sessions. Delphin Records 03.

El jazz nacional muestra en la actualidad una serie de cantantes femeninas de muy buen nivel y Delfina Oliver es, sin duda, una de ellas. Vocalista de excelente afinación y dicción, personal fraseo y gran swing, en los últimos años ha visitado varias veces Japón donde parece haber cosechado gran éxito. Resultado de esos viajes es este disco grabado en la capital nipona en el que, acompañada de Simón Cosgrobe en piano, Daiki Yasukagawa en contrabajo, Mashiko Osaka en batería y Bruce Huebner en sakuhachi en tres temas, ofrece un selecto programa de standards de jazz, a algunos de los cuales les ha dado un toque oriental, más un clásico de nuestro folclore y una pieza japonesa. El disco comienza con una personal versión de Poor Butterfly, con una introducción, acompañada por el piano y el sakuhachi en la que se percibe el mencionado toque oriental para luego desarrollarla con gran swing y un muy buen solo de Huebner y continúa con Mean to me, en la que tras una intro del bajo, Delfina ofrece momentos de scat antes de los solos de Cosgrove y Yasukagawa. Nuevamente Huebner se luce en la enjundiosa versión de Love for Sale, en tanto que en la bella balada Moonlight in Vermont está solo acompañada por el piano. Body and Soul está presentada en sorpresivo tiempo rápido mientras que The Nearness of you está espuesta en medio tiempo y el disco finaliza con una chispeante versión de Cheek to Cheek en la que se luce Cosgrove. Pero no solo de jazz vive Delfina y el disco , como homenaje a su país, ofrece una versión jazzeada de la Tonada del viejo amor, de Falú y Dávalos y una canción tradicional japonesa, cantada en ese idioma, en la que hay otra buena participación de Huebner. Un excelente disco de Delfina Oliver que la muestra en la plenitud de su madurez como intérprete. Jorge García.

 

QUINTETO SONICO. Eduardo Rovira, inédito e inconcluso. Edición digital.

Especializados en interpretar y difundir la música del gran bandoneonista Eduardo Rovira, una de las más importantes y menos reconocidas figuras de la renovación del tango (el primer disco del grupo fue comentado en este espacio y allí hicimos una caracterización de Rovira), el quinteto Sónico, integrado por Abel Eberstein en contrabajo, su creador, Lysandro Donoso en bandoneón, Stephen Mayer en violín, Ivo de Greef en piano y Camilo Córdoba en guitarra, presenta este segundo trabajo en el que ofrece una buena cantidad de obras del bandoneonista, entre ellas varias muy poco conocidas o directamente inéditas. Hay también algunas obras relativamente conocidas, tal el caso de Simple, de Osvaldo Manzi, la única obra  que no es de autoría de Rovira, o el melancólico A Evaristo Carriego, que forma parte de un cuarteto de temas dedicados a figuras de la literatura, que se completa con  A Roberto Arlt, A Luis Luchi, que homenajea a ese poeta anarquista, y el hasta ahora inédito A José Ingenieros, todas piezas que muestra la inspiración de Rovira. Hay obras intensas como A Marambio Catán, Tema para el profe y Calle 6 en las que se pueden apreciar los bruscos cambios de tiempo que son un rasgo distintivo del compositor y otras lírica y/o emotivas –cuestionando a aquellos que ven a Rovira como un compositor árido y cerebral- como es el caso de Tango para un hombre solo, Tristoscuro, Nanín y el grave y solemne La depre. Y también se puede escuchas un bello solo de bandoneón de Donoso en Bandomanía. En todos estos títulos el quinteto muestra la capacidad de los instrumentistas y la perfecta simbiosis que se da entre ellos. Un brillante trabajo que continúa el reconocimiento de uno de los grandes músicos que ha dado nuestro país: Eduardo Rovira. Jorge García.

 

 

 

AGUSTIN FUERTES CON LA ORQUESTA VICTORIA. Charlo. Edición digital.

Carlos José Pérez de la Riestra (Charlo) fue un cantante, compositor, pianista y actor dueño de un estilo vocal contenido e intimista que ha ejercido influencia sobre varios vocalistas actuales (el caso más claro es el de  Brian Chambouleyron). Pero además fue un notable compositor, autor de la música de temas que hoy forman parte de repertorio más valioso de nuestra música ciudadana  y algunos de los mejores poetas del tango le pusieron letra a las inspiradas melodías que compusiera. En este disco, el cantante Agustín Fuertes rinde homenaje a Charlo interpretando varias de sus obras, acompañado por los excelentes y creativos arreglos que propone la Orquesta Victoria, conducida por el pianista Alejandro Drago. Dueño de un estilo sobrio y expresivo, Fuertes  ofrece ajustadas versiones de varias de esas obras. Así desfilan, con versos de la pluma de Homero Manzi, Fueye, el bello vals Tu pálida voz, la milonga-candombe Oro y plata y el menos conocido Llámame, interpretado con cierto aire de bossa nova y en el que participa la s excelente Noelia Moncada. Con letras del prolífico y casi siempre notable Enrique Cadícamo se pueden escuchar algunas joyas como Viejas alegrías, Rondando tu esquina y Ave de paso y la menos conocida No hay tierra como la mía. Y también Fuertes consigue muy buenas versiones del dramático Sin lágrimas, de José María Contursi, Cobardía, de Luis César Amadori y El viejo vals, de José González Castillo, donde participa Esteban Riera y hay también un tema con letra y música de Charlo, Tango de la ausencia. Un merecido y valioso homenaje a uno de los grandes cantantes y compositores del tango. Jorge García.

 

 

 

DANIEL BINELLI/CESAR ANGELERI. Reencuentro. Edición digital

Dos de los mejores intérpretes en sus respectivos instrumentos –el bandoneonista Daniel Binelli y el guitarrista César Angeleri- se dan cita aquí, después de varios años para desarrollar un repertorio integrado por grandes clásicos de nuestra música ciudadana, cinco obras de Astor Piazzolla y algunos temas propios. El disco comienza con el tema Al pintor Aldo Severi, de Binelli y continúa con el vigoroso Allegra cantábile, de Piazzolla. También de Astor se puede escuchar el transitado Chiquilín de Bachín en una extensa y creativa versión, Bandoneón guitarra y bajo, aquí tocado con solo dos instrumentos y gran trabajo de Angeleri, el clásico La muerte del ángel y Triunfal, una de las composiciones de su primera época. Los temas ya incorporados al gran repertorio de nuestra música ciudadana son objetos de muy atractivos arreglos, diferentes al de las versiones habituales. Esto se puede apreciar tanto en Don Juan y El amanecer como en El choclo y la sentida versión de Milonga triste. Hay otra milonga en este caso de Angeler, La redonda y el disco finaliza con un aire latinoamericano, Wapango, que sospecho propio. Un muy buen disco a cargo de dos excelentes músicos. Jorge García.

 

 

 

BELEN MACKINLAY. Encuentro Sur. Club del Disco 126

Tercer trabajo de esta cantante de voz cálida y profunda e intensa expresividad en el que acompañada por Juan Esteban Cuacci en piano y los creativos arreglos, un quinteto de cuerdas integrado por Pablo Agri y Rodrigo Beraldo en violines Ricardo Bugallo en viola, Jorge Pérez Tedesco en cello y Juan Pablo Navarro en contrabajo a los que se agrega Carlos Ribero en percusión, ofrece un repertorio de raíz folclórica integrado por algunos clásicos y temas más nuevos a los que Belén agrega un tango. La formación instrumental propone arreglos de un tono marcadamente camarístico, con particular lucimiento del piano, el violín de Agti, el cello y el siempre eficiente Navarro. El disco comienza con Romance de la luna tucumana, un poema de Atahualpa Yupanqui musicalizado por Pedro Aznar y continúa con La seca, un aire de chamamé. La clásica Chacarera del 55, con su evidente letra política, es objeto de una muy buena versión, lo mismo que La Pomeña, la bella zamba del Cuchi Leguizamón. Madre del maíz comienza en un tono grave que desemboca en un aire de carnavalito, al que sigue una intimista versión del tango de Eladia Blázquez Cualquiera de estas noches, mientras que A Monteros es una enjundiosa zamba tucumana. El muy atractivo disco finaliza con otro clásico, Zamba de mi esperanza en una muy buena versión. Un CD que ratifica a Belén Maclinlay como una relevante intérprete de nuestra música folclórica. Jorge García.

 

 

 

MARINA RUIZ MATTA. Vida y muerte de una flor. Edición digital.

Talentosa pianista y compositora, con gran capacidad para la improvisación, Marina Ruiz Matta ofrece en este disco un cambio de paso respecto de sus entregas anteriores. El CD está dividido en dos partes, en los primeros cinco temas está acompañada por un trío integrado por Ramiro Gallo en violín, Belén Etcheveste en violoncelo y Martín Wainer en contrabajo, ofreciendo temas de una estructura camarística, de tono introspectivo  y con influencias de la música académica. Esto se puede apreciar en el bonito Scola, donde se luce Gallo en violín, en la Canción de la niña alunada, cantada por Marina, en La danza del zar, con muy buena participación de las cuerdas, en el valseado que da título al disco y en Serás calma, también vocalizado por la pianista. Los temas de piano solo tienen otro tono más lúdico e improvisado, tal el caso del juguetón El barco rampante, el intenso Michito autocentrado, Vos y la noche, vocalizado por la autora, el breve y vibrante Indio bravo y el lírico Nos vemos allá arriba. Un nuevo disco de Marina Ruiz, diferente a los anteriores, pero que ratifica su talento. Jorge García.

 

 

 

ABRUNITEZ. Baguala abismal. Edición digital.

La música del Noroeste argentino es uno de los paquetes culturales más notables de nuestro acerbo folclórico. Tanto las coplas que interpretan personas que no son profesionales del canto, como las bagualas y vidalas que se acompañan con caja son un rico tesoro musical. El dúo Abrunitez, integrado por Marcela Abruzzese en canto, caja y arreglos vocales y Juan Benítez en guitarra, bajo, procesadores y arreglos instrumentales bucean en ese terreno y a través de algunos trabajos de recopilación y obras propias ofrecen un atractivo programa. Abruzzese es una excelente cantante y su voz bagualera le otorga gran intensidad a los diferentes temas, en tanto que los arreglos de Benítez, sin renunciar a las raíces de esa música, le dan un toque moderno y actual. Es así que se pueden escuchar bagualas, vidalas, coplas y vidalas chayeras, sumándose en algunos temas Sergio Dawi en saxo y la participación como invitadas de Miriam García, notable referente en este terreno y la coplera Delia Velis. Un disco muy atrayente que seguramente no solo será disfrutado por los adeptos a este estilo vocal, sino también por todos los interesados en las diversas variantes del folclore nacional. Jorge García.

 

 

 

CLAUDIO CECCOLI.  Viajes. Edición digital.

Claudio Ceccoli es uno de los más completos guitarristas del país, además de un inspirado compositor. Aquí, con su inseparable guitarra de ocho cuerdas, ofrece un variado programa en el que se detectan influencias de ritmos folclóricos nacionales y alguno latinoamericano a los que Ceccoli le agrega su gran capacidad como improvisador. La línea más lírica y serena del disco aparece en los temas con un cierto aire de zambas lentas, aunque enriquecidas por las improvisaciones, tal el caso de la obra que da título al disco, Ennio querido (presumiblemente dedicado al gran compositor de bandas de sonido recientemente fallecido), Casi al borde y Cielo de octubre. Hay también dos chacareras, Tierra sin nombre y Al viento, una especie de gato, Totem, el breve vals Niñez y un aire de bossa nova, Cuerda templadea. Un disco que muestra a Claudio Ceccoli en plena posesión de sus atributos como guitarrista y compositor, esos que le han valido ubicarse en un lugar preponderante dentro del rico espectro de nuestra música popular. Jorge García.

 

 

 

SERGIO VERDINELLI TRIO. No me digas loco. Edición digital.

Excelente baterista, uno de los mejores del país, Sergio Verdinelli se presenta aquí liderando el trío que integra junto al pianista Ernesto Jodos, un auténtico referente dentro del jazz nacional, y el contrabajista Mauricio Dawid, ofreciendo un programa integrado en su totalidad por obras propias que lo muestran también como un competente compositor. Verdinelli es un instrumentista de notables y variados recursos, algo que se puede apreciar en la totalidad de las piezas de este CD que lo muestran en una perfecta amalgama con sus compañeros. El disco se inicia con el tema que le da título, una obra de tono introspectivo en la que hay un muy buen solo de piano sobre un ostinato de la batería y continúa con Lenta columna, un tema que comienza en medio tiempo y va desarrollando un vigoroso crescendo. Me haces susurrar tiene un desarrollo intenso que propone bruscos cambios de tiempo mientras que Falsa vanguardia ofrece un tono obsesivo. La introspección reaparece en Bajasaun, seguido de Keith Berry, en el que hay un vibrante solo de batería. El muy atractivo disco finaliza con el lírico y breve Piedra. Jorge García.

 

 

 

LUCAS GOICOECHEA CUARTETO. Edición digital.

Uno de los saxofonistas más destacados de la joven generación, Lucas Goicoechea presenta aquí su primer trabajo como líder. Acompañado por otros tres talentosos músicos de la escena local, el pianista Nataniel Edelman, la violoncelista Violeta García y el baterista Andrés Elstein, presenta aquí dos extensas composiciones propias que muestran el grado de interacción logrado por el grupo. La primera obra, Ordendes tiene 30 minutos de duración y es un trabajo de largo aliento en el que pueden apreciarse momentos serenos e introspectivos, otros enjundiosos y vibrantes, segmentos casi minimalistas y pasajes de solos, dúos y tríos que se alternan con otros de conjunto. Un trabajo tan ambicioso como logrado, de compleja estructura y una duración infrecuente. La otra pieza Sale el segundo, tiene once minutos y .dentro, en general, de las mismas características, muestra un tono más uniformemente intenso. Un debut que ratifica a Lucas Goicoechea como un excelente instrumentista pero que, además, lo presenta como un muy competente compositor, terreno en el que habrá que seguirlo atentamente. Jorge García.

 

 

 

MARCELO VON SCHULTZ, SOFÍA SALVO Y GUSTAVO OBLIGADO. Motor.

Notable baterista, impulsor permanente de proyectos vanguardistas, Marcelo von Schultz se presenta aquí acompañado de Sofía Salvo, que toca nada menos que el saxo barítono y el saxo alto Gustavo Obligado,  en un trabajo encuadrado dentro de jazz más progresivo que se hace en el país en el terreno de la improvisación libre. Con los instrumentistas interactuando con gran solvencia y un trabajo de von Schulyz que propone permanentemente ideas desde su batería, el trío presenta una serie de temas que bien podrían conformar una suerte de suite. Seis piezas integran el disco, que comienza con el intenso Chispa y continúa con La visión animal, que tras un sereno comienzo desarrolla un vigoroso crescendo. En Lotus, sobre un obsesivo trabajo de la batería, los saxos desarrollan sus improvisaciones en tanto que en Tofu, tras una intro de von Schultz hay una gran interrelación entre los instrumentos. Tras el vibrante Acertaré que juego es este el disco finaliza con Granada, en el que otra vez, tras un comienzo introspectivo, la temperatura va subiendo en otro potente crescendo. Un muy interesante trabajo de estos tres jóvenes músicos. Jorge García.

 

 

 

MUJERES IMPROVISANDO. La jaula se ha vuelto pájaro y se ha volado. TVL. Edición digital.

Este interesantísimo disco es una acabada muestra del papel que juegan las mujeres dentro del siempre problemático terreno (para buena parte de los melómanos) de la improvisación libre. Coordinado por la joven saxofonista Camila Nebbia, el disco presenta once formaciones diferentes presentando sus proyectos. Hay así solos, dúos, tríos, cuartetos y un ensamble vocal de seis cantantes (el único que repite presentación). Muchos instrumentistas y cantantes provienen del jazz, tal el caso de la mencionada Nebbia, la pianista Paula Shicron, las cantantes Catu Hardoy, Julia Sanjurjo y  Jazmín Prodan, la saxofonista Ingrid Feniger, la pianista Pia Hernández y la contrabajista Diana Arias. Otras provienen del terreno de la improvisación libre no jazzística, como la pianista Fabiana Galante, la flautista Juliana Moreno, la baterista y violista Carola Zelaschi y la vocalista Bárbara Togander y hay un grupo que incursiona en las dos vertientes, como la cellista Violeta García, la pianista Tatiana Castro Mejía, la cantante Lucía Boffo, la también pianista Rocío Giménez López y la saxofonista Ada Rave. Un verdadero seleccionado femenino de las mejores exponentes del género. El programa elegido es muy ecléctico y variado y cada eventual oyente elegirá sus segmentos preferidos pero, en cualquier caso, estamos ante un disco solo apto para aquellos dispuestos a escuchar propuestas diferentes a las habituales con los oídos bien abiertos. Jorge García.

 

 

 

SEBASTIAN LOIACONO. Happy Hour. Edición digital.

Uno de los músicos de mayor evolución personal en los últimos tiempos, el joven saxo tenor Sebastián Loiácono, presenta aquí su primer disco como líder y para ello formó un cuarteto con reconocidos músicos de la escena jazzística norteamericana, el pianista Harold Danko, el contrabajista Jay Anderson y el baterista Jeff Hirschfeld a los que se suman como invitado en un tema cada uno, su hermano Mariano en trompeta y el saxo tenor, también americano, Rich Perry. Quienes busquen en este disco grandes innovaciones o acercamientos a la vanguardia más avanzada del jazz seguramente se sentirán decepcionados pero el CD, es una buena muestra de swing y buen gusto, dentro de territorios cercanos al bop y el hard-bop. El repertorio está integrado por varios standards, algunos conocidos, otros no tanto, más un tema del líder y otro de Danko, con desarrollos de particular lucimiento de Sebatián Loiácono, breves solos del pianista y un sólido y discreto acompañamiento de la sección rítmica. Así se pueden escuchar las versiones en medio tiempo de Love Letters, Smog Eyes, en el que participa Rich Perry, Tidal Breeze, el tema de Danko y un valseado de Freddie Hubbard, Up-Jumping Spring. El territorio de las baladas está integrado por el tema que da título al disco, The Nobodies, la obra del líder y el breve Melancholia, conparticipación de Mariano Loiácono.Un debut interesante, dentro de las características mencionadas, de Sebastián Loiácono. Jorge García.

 

 

 

GIRO/SILVEYRA. Emcuentro. Edición digital.

Más arriba comentamos un disco de un dúo de bandoneón y guitarra a cargo de dos intérpretes consagrados. En este caso, el bandoneonista Alejandro Giro y el guitarrista Adán Silveyra son dos nuevas figuras que se incorporan al nutrido grupo de músicos jóvenes que enriquecen nuestra música popular, ofreciendo un programa ecléctico y variado en el que se pueden escuchar varios ritmos nacionales y latinoamericanos y un éxito de la música pop. El disco comienza con el enjundioso candombe Ahí viene  en el que participa como invitado el contrabajista Juan Fracchi y continúa con el aire de chacarera La Pochita, con una lírica intro de la guitarra. Tras Mar, una especie de carnavalito, Belén Etcheveste, otra invitada, se luce en violoncelo en Zen. Es muy interesante la versión de Let Down, un hit de Radiohead y hay también una suerte de milonga-candombe, Movimiento y un tango, Una luz, finalizando el atractivo CD con Despedida, un breve solo de bandoneón. Un muy interesante debut de estos dos jóvenes músicos. Jorge García.

 

 

 

DANIEL FIORENTINO. La cuadrilla cultural tanguera. Edición digital.

Cantante con una dilatada trayectoria de tres décadas, Daniel Fiorentino es un vocalista de afinada voz de tenor y gran temperamento. Aquí está acompañado por Víctor Lasear en guitarra y arreglos y Gustavo Corrado en piano desarrollando un repertorio mayoritariamente integrado por temas del acervo de nuestra música ciudadana a los que se suman un par de obras menos transitadas y otras dos contemporáneas. Entre las primeras hay intensas versiones de Cafetín de Buenos Aires, Malena, Como dos extraños y Naranjo en flor y dos de los mejores momentos del disco son las versiones de Mano blanca y Leguisamo solo y como se señaló hay un par de temas no tan escuchado, tal el caso de El que atrasó el reloj y Gol argentino. Los autores contemporáneos están representados por la vigorosa Milonga hereje, de Daniel Caamaño y Sueños perdidos, un bonito tema del guitarrista Lasear. Un disco que presenta a una voz para tener en cuenta dentro del amplio espectro de los cantores de tango. Jorge García.

 

 

 

 

 

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Qué serie de Netflix te gusta más?

Loading ... Loading ...