El rincón del Viejo Canalla
Francisco Salgado

SALGADO Y ASOCIADOS. Pequeñas explosiones hermanas. Edición independiente.

Francisco Salgado no solo fue el más importante trombonista surgido en el país en los últimos años sino un constante promotor de diferentes proyectos, todos renovadores y de gran interés. Pruebas al canto, el formidable Underground Mafia Trío, el dúo que formara con la pianista colombiana Tatiana Castro Mejía y este grupo, con el que propuso una auténtica revolución entre las formaciones del género. Estos antecedentes importan para recordar el inmenso vacío que dejó la inesperada y prematura muerte de Francisco. Tuve la oportunidad de estar presente en el concierto en el que participó pocos días antes de su desaparición física en Roseti con este grupo (uno de cuyos temas queda registrado como bonus en esta placa) y de invitado en otras formaciones, un recital en el que desplegó sus enormes virtudes de instrumentista. Pero no solo como trombonista se destacó Francisco Salgado, ya que también fue un muy competente compositor y un formidable ejecutante de la armónica (con este instrumento desplegaba increíbles solos, como una suerte de Sonny Terry inoculado por una vacuna de free jazz). Es que la música que proponía Francisco fusionaba con notable sabiduría las raíces del jazz y del blues con la vanguardia más arriesgada.

La síntesis más acabada de esta afirmación es este grupo, en el que acompañan al líder Pablo Moser en saxos barítono y soprano, Hernán Samá, en tenor y soprano, Guillermo Roldán en bajo eléctrico, Marcelo Jusid en guitarra, Javier García Atencio en batería y Julia Sanjurjo en voz, desarrollando un programa de música de inspiración bluesera (casi toda compuesta por Salgado) con un tratamiento definitivamente contemporáneo. Ya se mencionó al comienzo de esta nota la importancia de Francisco como trombonista pero aquí  es su labor en la armónica, de la que extrae impensados sonidos, la que cobra notable relevancia. Esto ya se puede apreciar en el vibrante tema inicial, dividido en tres partes, la primera un gran solo de armónica con un apoyo de la batería, la segunda un intenso duelo entre los dos saxofonistas y la tercera con un potente solo de García Atencio. Una palabra es una improvisación grupal con una introducción recitada por Tatiana Castro Mejía de un poema de Salgado y un gran trabajo en vocalización de Julia Sanjurjo. Ustedes tres presenta un tono introspectivo y dramático, con otra vocalización muy libre y un muy buen trabajo de Roldán. Lo apuntado más arriba acerca de la fusión de tradición y modernidad se puede apreciar en Solo armónica, un auténtico tour de force con el instrumento. Tras el breve e intenso Shuffle se puede escuchar Hendijas, un tema del guitarrista Jusid, y un remanso sereno se produce con Canción para hacer Upa, donde hay un lírico solo de trombón. Como bienvenido bonus se puede escuchar Ellas hablan de amor, grabado en vivo en Roseti en la fecha mencionada y que cuenta con la presencia como invitado en corneta de Enrique Norris, un indiscutido referente para todos los músicos jóvenes actuales. Un notable disco que además es un auténtico legado del talento de Francisco Salgado y una muestra de lo irreparable de su ausencia. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 1 DE DICIEMBRE A LAS 21 HS. EN ROSETI 722

 

 

LEONEL CAPITANO. 3D. Edición independiente.

Luego de la crisis en la que entrara el tango hacia fines del siglo pasado, los nuevos tiempos han dado lugar al surgimiento de una innumerable cantidad de músicos, que tanto en el terreno instrumental como en el vocal, han revitalizado el género y producido un auténtico resurgimiento. Sin embargo, en el terreno autoral de las letras no son tantos los compositores que han logrado destacarse. Pero también este aspecto ha comenzado a revertirse en los últimos años con la aparición de compositores que proponen una auténtica renovación en las letras, incorporando elementos que tienen que ver con la dura realidad cotidiana que nos toca vivir. Uno de estos autores es el cantante, bandoneonista y arreglador rosarino Leonel Capitano, un intérprete que –a la manera del inolvidable Rubén Juárez- interpreta sus temas acompañándose con el bandoneón. Si en su trabajo anterior, Orillas gardelianas (comentado en este espacio), recreaba, acompañado por dos de los más talentos músicos de la actualidad, el pianista Agustín Guerrep y el guitarrista Juan Martín Scalerandi, la vertiente “criollista” De Carlos Gardel, a través de temas folclóricos y tangos de origen campero, en este nuevo trabajo, un disco doble registrado en vivo en el Teatro La Comedia de Rosario, ofrece un repertorio de veinte temas , compuestos a lo largo de dos décadas, en los que se puede apreciar su gran talento como autor.

Acompañado por un conjunto que integran el formidable pianista Joel Tortul, Cecilia Zabala en contrabajo, Simón Lagier en violín y Alfredo Tosto en percusión, más la presencia en varios temas del excelente Escolaso Trío, integrado por tres guitarristas,  y de la bandoneonista Alicia Petronilli, Capitano desarrolla, con su profunda y cálida voz de tenor, un programa que permite apreciar las diferentes variantes de su estilo compositivo, en las que se entrecruzan temas políticamente comprometidos, entrañables retratos de diversos personajes y obras de tono intimista, siempre con su ciudad natal como paisaje permanente. Así, entre los primeros se pueden destacar, Monedas de tiempo, la chacarera Santiago de Cuba, el vibrante La fundición Libertad, el poderoso candombe La Chamuyara, con el que cierra el disco y el tango Soy, una auténtica declaración de principios, con una gran introducción de voz y bandoneón. De los temas intimistas caben destacar Tu plan y el bello vals Más allá de la noche, en los que participa como invitada, otra gran intérprete rosarina, la cantante Noelia Moncada, el intenso Según aquel amor, con música de Agustín Guerrero, quien lo acompaña en el piano, La grieta inaugural y No te puedo perdonarme. Pero tal vez los picos más altos de este excelente trabajo haya que buscarlos en su aproximación a diversos personajes que marcaron su existencia, como el formidable Mi tango a Maradona, el Candombe pa´l loco Castro, dedicado a su abuelo, quien fuera arquero de Newell´s Old Boys y Boca, Viejo Vila y Mochila Mom, dos personales de la fauna rosarina y el elegíaco Octavio Brunetti, en el que solo acompañado por el piano de Joel Tortul ofrece un conmovedor homenaje al pianista prematuramente fallecido. Un gran disco de un intérprete tal vez no conocido como se merece en estos pagos porteños, que lo ratifican como uno de los grandes intérpretes y compositores del tango actual. Jorge García.

 

 

 

MARTIN ALVARADO/MATTI LAUKKANEN. Nuestro tango. Fonocal 559.

Marín Alvarado es una de las mejores voces masculinas del tango actual. Con actuaciones espaciadas en nuestro país, buena parte del año lo dedica a sus giras por países europeos. Uno de los lugares donde ha logrado más popularidad es Finlandia, un país en el que el tango ha penetrado en profundidad, existiendo inclusive una variante de tango finlandés. En este disco, Alvarado está acompañado por el excelente pianista finés Matti Laukkanen, un intérprete de gran creatividad, responsable de los muy buenos arreglos y que excede ampliamente el rol de acompañante. Si bien el disco incluye mayoritariamente temas clásicos de nuestra música ciudadana (también algunos muy poco transitados), aparecen además algunas obras de compositores finlandeses, cantadas en castellano por la privilegiada voz de tenor de Martín Alvarado, un vocalista afinado y de gran expresividad. Es así que podemos escuchar muy buenas versiones de Fruta amarga, con una gran introducción del piano, del vals Pedacito de cielo, donde el pianista incluye acordes de Palomita blanca en la introducción, y líricas interpretaciones de Malena, Cuando ti no estás y El día que me quieras. Entre los temas menos conocidos hay excelentes versiones de un bello tema de Astor Piazzolla y Homero Expósito, La vida pequeña, el conmovedor Más allá, de Joaquín Mora y José María Contursi y de Recién, solitaria colaboración de Osvaldo Pugliese y Homero Manzi. Alvarado también muestra sus dotes de compositor en Tango norte, tango sur y hay una muy buena interpretación instrumental del pianista en Mi refugio. El disco se completa con tres tangos finlandeses, en versiones castellanas del cantante, La sombra del desamor, Luna llena y Quédate por siempre, una buena muestra del talento de los compositores de ese origen. Jorge García.

 

 

 

GUERRERO/SCALERANDI. Nueva música argentina. AG 601.

Debo confesar que no soy, en principio, un fanático de la combinación sonora que proponen el piano y la guitarra (de la que, sin embargo, hay excelentes muestras como la de Bill Evans con Jim Hall y la ilustre colaboración de Horacio Salgán con Ubaldo De Lío). El dúo que componen el pianista Agustín Guerrero y el guitarrista Juan Martín Scalerandi se inscribe entre las más logradas duplas de esa fusión. Agustín Guerrero es un joven y talentoso pianista que a través de diferentes formatos (este, un excelente quinteto, diferentes expresiones orquestales) se inscribe en una vertiente marcadamente “post-piazzolliana”, sin duda de las más renovadoras dentro del tango actual. En cuanto a Juan Martín Scalerandi es un guitarrista de excelentes aptitudes, que consigue una notable simbiosis con el pianista, sin quedar nunca relegado dentro del proyecto. En este disco, el dúo ofrece una serie de composiciones propias encuadradas dentro de la música ciudadana, aunque sin dejar de lado algunos ritmos de raíz folclórica. Entre los primeros hay que resaltar El Flaco, una sorprendente obra de Guerrero, compuest durante su adolescencia, La cueva, un tango del pianista que varía constantemente sus tiempos y El zorzal, un tema de compleja estructura del guitarrista. Desolación es una bella milonga de Guerrero que comienza en tiempo lento y se va acelerando progresivamente y el pianista le rinde homenaje a su admirado Horacio Salgán en una suite compuesta por un tango, un vals y una milonga que recoge con precisión el espíritu de la música del gran pianista. Los restantes temas de Scalerandi están más encuadrados dentro de los ritmos folclóricos como el aire de chacarera Santa Rita. La mojigonga, que fusiona el candombe con la vidala, Nueve mudanzas, un ritmo de malambo sureño y el triunfo Camino a Uribe, con que finaliza el disco. En todas estas obras el dúo muestra su notable química y Guerrero sus grandes dotes de improvisador. Un gran trabajo de estos dos jóvenes y talentosos músicos. Jorge García.

 

 

 

MELINA LIBERATI. Reflejo, Acqua 537.

Siempre es bienvenida la aparición de una nueva intérprete dentro del fértil territorio de las cantantes femeninas de tango y, con mayor razón cuando estamos en presencia de una vocalisra de muy buenas condiciones, intensa y expresiva. Acompañada por un auténtico seleccionado de músicos del tango actual, Emiliano Greco en piano y la mayoría de los creativos arreglos, su hermano Lautaro en bandoneón, Juan Pablo Saraco en guitarra, Lucas Furno en violín y Juan Miguens en contrabajo, más la presencia de varios invitados de similar calidad, Liberati ofrece un programa integrado mayoritariamente por clásicos de nuestra música ciudadana, mechados con algunas obras menos transitadas pero de gran valor.  Dentro del muy parejo nivel de calidad que presenta el disco hay que destacar las versiones de La noche que te fuiste y los excelentes arreglos de El milagro, Torrente y Esta noche de luna. Dos clásicos de Gardel y Lepera, Volver y Cuando tú no estás ofrecen muy buenas introducciones del piano antes que entre el grupo y es muy atractiva la versión de la milonga-candombe Ropa blanca. Entre los temas poco escuchados, corresponde resaltar el melancólico Amor sin aventura, de Eladia Blázquez y el lírico Conjuro del alba, de Néstor Basurto y Alejandro Szwarcman. Un muy buen debut que hace aguardar con expectativas futuros trabajos de Melina Liberati. Jorge García.

 

 

 

MECHA ANZOATEGUI. Alma mía. Acqua 549.

Cantante con una extensa trayectoria dentro del terreno del tango, Mecha Anzoátegui amplía en este disco el espectro de sus interpretaciones  incluyendo, aparte de temas de nuestra música ciudadana, ritmos folclóricos, algún bolero y hasta un tema de bossa nova. Con el austero y ajustado acompañamiento de Cristián Zárate en piano y César Angeleri en guitarra, la cantante despliega sus muy buenos recursos vocales en un repertorio ecléctico y variado. Así se pueden escuchar convincentes interpretaciones de algunos temas clásicos como Que me van a hablar de amor, El corazón al Sur y Pero yo sé, un antiguo tango de Azucena Maizani. Hay en el disco dos bellos valses de Homero Expósito, Flor de lino y Pequeña y la música folclórica está representada por dos hermosas zambas, La pomeña y Zamba del laurel y la lírica guarania Recuerdos de Ypacarai. También se puede destacar una muy buena versión del bolero de María Grever que da título al disco y la cantante también se anima a cantar en portugués el clásico de Antonio Carlos Jobim Insensatez. Un muy interesante trabajo de Mecha Anzoátegui que la muestra en una faceta diferente a la de sus discos anteriores. Jorge García.

 

EL CACHIVACHE. Lujo y fantasía. Edición independiente.

Tercer disco de este conjunto con una trayectoria de una década y vasto recorrido en nuestro país y en el exterior. Integrado por Vito Venturino en guitarra, Pablo Montanelli en piano (fundadores del grupo, directores y compositores de los temas propios), Bruno Giuntini en violín, Adriano De Vita en bandoneón y Pacha Méndez en contrabajo, el quinteto ofrece un repertorio integrado por cuatro tangos de antigua data y siete composiciones propias. Lo curioso de la formación es como contrapone las interpretaciones de las obras clásicas dentro de un estilo marcadamente tradicional con la modernidad de las composiciones propias a lo que se suma el aire rockero que impregna algunos temas. De este modo, títulos como Maipo, El ingeniero o No me extraña dan la impresión de ser interpretados en el momento de su composición, en tanto que otros como Muerte dulce, con su vago aire “piazzoliano”, el bonito Tango del infinito, en el que se pueden apreciar ecos de la melodía de Ultimo tango en París o Cielo rojo, con ecos del estilo de Pugliese están más cerca de un estilo vanguardista, mientras que los ecos rockeros se pueden apreciar en Contrastes y Blues para Wanda. Un interesante y variado trabajo de este grupo. Jorge García.

 

 

 

MOKITA. Creative Sources 529.

Grabado en nuestro país pero editado por el sello portugués Creative Sources, especializado en la música improvisada, este disco es un notable trabajo del cuarteto integrado por el músico suizo Christoph Gallio en saxos alto y soprano, Alex Elgier en piano, Cecilia Quinteros en cello y Marcelo von Schultz en batería, Encuadrado decididamente en el terreno del free jazz,  el grupo desarrolla intensas improvisaciones que permiten apreciar, por una parte, la muy adecuada interacción de los músicos y, por otro, el sonido expresionista de Gallio, el uso percusivo del piano por parte de Elgier, la constante creatividad, aprovechando todas las posibilidades del instrumento de Quinteros y el muy consistente trabajo de Von Schultz en la batería. Si los dos primeros temas, Prosopia feroz y Tepu son relativamente breves y de una concentrada intensidad, el extenso Persea Lingue permite un mayor desarrollo con extendidos solos, momentos de dúo y/o tríos y bruscos cambios de tiempo con pasajes de enorme potencia, intercalados con otros de un apasionado lirismo. El último tema, Inga, otra obra extensa, aparece en varios segmentos cercana a la improvisación libre en el terreno de la música académica contemporánea con un gran solo de cello y un notable dúo de saxo y piano con el siempre muy efectico aporte de la batería, desembocando el tema en un poderoso crescendo final. Un trabajo sustancial en el terreno del jazz ligado a la vanguardia. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 7 DE NOVIEMBRE A LAS 21 HS. EN CONGO BAR, HONDURAS 5329 Y EL 18 DE NOVIEMBRE A LAS 20 HS. EN LA BIBLIOTECA CAFÉ, MARCELO T. DE ALVEAR 1155.

 

 

 

MARENGO/FALCON/VARELA. En vivo. Club del Disco 085.

La elección de interpretar standards de jazz conlleva siempre el riesgo de entrar –ante la abundancia de propuestas en ese terreno- en el peligroso territorio de las comparaciones, por lo que cualquier incursión en ese territorio requiere una actitud de búsqueda creativa. Afortunadamente, el sólido trío integrado por Miguel Marengo en piano, Damián Falcón en contrabajo y Bruno Varela en batería –si bien no ofrece profundas innovaciones- desarrolla su propuesta con abundante sensibilidad y buen gusto en un repertorio integrado por varias obras de amplia difusión y otras no tan conocidas, donde el desarrollo de los temas y los extensos solos están principalmente a cargo del piano, con varias buenas intervenciones de Falcón y la regularidad y eficacia del trabajo de la batería. El disco se inicia con una muy buena versión del no muy escuchado Spring Can Really Can You Up the Most, con una extensa improvisación de Marengo y un buen solo de contrabajo. El piano introduce el tema de Tangerine en una breve cadenza, en tanto que la versión de Softly as in a Morning Sinaday es de lo más libre del disco.  En Tin Tin Deo, de Dizzy Gillespie y Flamingo predomina un aire latino, en tanto que Tenderly es una lírica balada. Finalmente, un preciso sentido del swing se puede apreciar en Bohemia After Dark y los escasamente transitados Hindsight y E.T.A. Un disco muy atractivo y de muy agradable audición a cargo de tres muy buenos músicos. Jorge García.

 

 

 

HERNAN CASSIBBA. Edición independiente.

Primer trabajo de este contrabajista que, acompañado por Lucas Goicoechea en saxo alto, Gonzalo Rodríguez Vicente en saxo tenor, Leonel Duck en piano y rhodes, Nahuel Bracchitta en guitarra y Axel Filip en batería desarrolla un programa integrado en su totalidad por obras propias, terreno en el que se muestra como un atrayente compositor. El disco se inicia con el introspectivo Montmartre, en el que hay muy buenos solos de Duck en piano y Goicoechea. Preferiría no hacerlo presenta un aire latino con solos de guitarra y saxo tenor, en tanto que un tono rockero predomina en La lluvia, con lucimiento de Bracchitta y Filip. En Ideas de trasnoche reaparece el tono introspectivo con buen trabajo de los saxos mientras que en Pim Pam Pum Percyra´s Gym tras una serena introducción del piano hay buenos solos de Duck y González Vicente. Más intenso es Azul donde hay una vibrante participación de Goicoechea y un tono melancólico y por momentos obsesivo aparece en Aves del paraíso. El CD se completa con un tema que parece extraído de otra placa, Canción para Pupa, vocalizado por Lina Felenbock acompañada por un conjunto de cuerdas. Interesante debut de Hernán Cassibba. Jorge García.

PAULA SUAREZ/MORA MARTINEZ. Con la ilusión como fusil. Edición independiente.

Fundadoras e integrantes durante diez años, junto con Florencia Gianmarche, del trío Aymama, una de las más atractivas y renovadoras formaciones de la música folclórica de los últimos tiempos, la pianista y compositora Paula Suárez y la cantante y percusionista Mora Martínez, una de las mejores voces actuales del género, presentan este primer trabajo juntas en el que participan varios invitados de primer nivel y donde interpretan un repertorio integrado por ocho composiciones de la pianista, de un carácter marcadamente intimista, en los que se muestra como una autora de gran calidad y cuatro temas de músicos  consagrados. Las composiciones de Paula abordan distintos ritmos, como la bella Tonada de la rosa, la canción Como un gorrión, en la que participa en piano Leda Torres o la melancólica Tanta vidalita. También son muy buenas las versiones del bailecito Arbol, y dos bonitas huellas, Viniendo del oeste y Huella de la sudestada, en la que se destaca el bandoneón de Martin Sued. Las obras de otros autores son también de gran nivel, tal el caso del gato Pecado de juventud, de Raúl Carnota, dos temas de Jorge Marziali, Como un gran viento que sopla, donde se luce el percusionista Facundo Guevara y el candombe Algo muy aquí, con una efectiva participación de una cuerda de tambores. El disco finaliza con una versión a capella de Paula y Mora de La canastita, un huayno recopilado por Leda Valladares. Un disco que, sin renunciar a la tradición, muestra a dos intérpretes con una proyección definitivamente actual. Jorge García.

 

 

 

ENSAMBLE CHANCHO A CUERDA. Posdata. Edición independiente.

Con una trayectoria de una década, el Ensamble Chancho a Cuerda presenta aquí su cuarto trabajo en el que muestran un notable afiatamiento, tanto en el aspecto instrumental como en las participaciones vocales. Con la presencia de algunos invitados ofrecen un repertorio integrado, salvo en un caso, por obras propias, encuadradas dentro de la música de raíz folclórica pero con algunos ecos rockeros y una tendencia a la improvisación de neto cuño jazzístico. Estas características ya se pueden apreciar en el intenso Mi universo, que inicia el disco, cantado por Nicolás Rallis y en el lírico Montaña en el que se destaca Manuel Rodríguez Riba, su autor, en armónica. El Pacha es un vigoroso aire de huayno del percusionista Agustín Lumerman, cantado por Lautaro Matute, en el que se lucen Joaquín Chibán en violín y otra vez Rodríguez Riba, aquí en flauta. En el instrumental Junín hay una destacada participación de los vientos del grupo Kai d´Raiz y en Luz participa en la vocalización Melina Moguilevsky. Polvareda, del tecladista Nahuel Carfi es un título obsesivo con ecos de la música de Hermeto Pascoal, mientras A las madres es un melancólico tema de Lumerman en el que hay un muy buen solo de piano. Los gigantes es una obra muy libre de Nicolás Rallis, cantada por su autor y el único tema no perteneciente a los músicos del grupo es el clásico de Atahualpa Yupanqui, Guitarra, dímelo tú, expuesto con un vibrante aire rockero. Un nuevo trabajo de esta formación que confirma el talento de sus integrantes. Jorge García.

 

 

 

TRINA LA DIUCA. Al vuelo. Edición independiente.

Segundo trabajo, a seis años de su debut, de este cuarteto integrado por Dolores Usandivaras y Laura Luz de Iudicibus en canto y arreglos vocales y los guitarristas Ignacio Eguía e Ignacio Romero a los que se agregan varios invitados. Desarrollando un repertorio integrado en su mayoría por obras de autores consagrados de la música folclórica, el cuarteto impone la calidad vocal de sus cantantes y la sobriedad de los instrumentistas. Se pueden escuchar así muy buenas versiones de dos obras de Ramón Ayala que abren y cierran el disco, el gualambao Alma de lapacho y el chamamé Retrato de un pescador, en este caso con la participación en bandoneón de Juan Núñez. La chacarera La cruzadita, de Pepe Núñez, la zamba La raqueña, de Yupanqui y el bailecito De estar estando, del Cuchi Leguizamón son objeto de muy buenas versiones y Juan Falú se destaca  como invitado en guitarra en su tonada A San Juan, mientras Matías Furió lo hace en percusión en La canastita, un huayno tradicional recopilado por Leda Valladares. La música del continente está representada en el clásico La jardinera, de Violeta Parra y en el merengue venezolano Acidito, donde se luce David Bedoya en cuatro y no falta un homenaje a la dupla Gardel/Lepera en Lejana tierra mía, quedando aun espacio para una bonita vidala compuesta por Dolores Usandivaras, Cauce dormido. Un muy buen trabajo de Trina la Diuca, solo cabe esperar que no haya que esperar tanto tiempo para su próximo registro. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO 17 DE NOVIEMBRE A LAS 21.30 HS. EN EL ESPACIO TUCUMAN, SUIPACHA 140.

 

 

 

LUCAS MONZON. Franco. Los Años Luz 126.

Tercer trabajo de este excelente acordeonista chaqueño en el que ofrece un atractivo recorrido por los ritmos de nuestro litoral a través de algunas obras propias y otras de compositores contemporáneos. Acompañado por Sebastián Henríquez en guitarra, Emmanuel Alvarez en piano, Guido Martínez en bajo y Horacio Cacolidis, más la presencia de un par de invitados de lujo. Monzón muestra su gran virtuosismo en el instrumento. El disco comienza con Así es Formosa, un tema de Fermín Fierro expuesto con el arreglo de Nini Flores, como un merecido homenaje al recordado acordeonista, donde participa como invitado el gran guitarrista Marcelo Dalla Mea, quien también se luce en el tradicional chamamé El cartucho. Chamamé oscuro es un melancólico tema de Patricio Hermosilla y del mismo autor es el rasguido doble Algo pasó en el baile y otro potente chamamé, Pan casero, es del pianista Alejandro Manzoni. Carlos Aguirre en piano y voz es el invitado en su tema El río del zurdo, en tanto que las muy buenas aptitudes de Monzón como compositor se pueden apreciar en los rasguidos dobles Encuentro y Pensando en vos y en el chamamé Tarde dorada, que cierra el disco. Un CD que confirma a Lucas Monzón como uno de los mejores intérpretes de la música del litoral. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 8 DE NOVIEMBRE A LAS 21 HS. EN CAFÉ VINILO, GORRITI 3780.

 

 

 

ROCIO ARAUJO. Convicción. Edición independiente.

TAMARA POME. Arvora. Edición independiente.

SOFIA KUSZNIR. Jazmín en flor. Edición independiente.

He aquí tres trabajos, dos de ellos debuts, de tres jóvenes (una jovencísima) cantantes que muestran la constante aparición de nuevos talentos, ya sean intérpretes o compositoras, dentro de nuestra música folclórica.

El segundo trabajo de Rocío Araujo, una jovencísima cantante y bandoneonista de apenas 17 años, ratifica las promisorias condiciones mostradas en su disco debut, La sensiblera (comentado en este espacio), de intérprete intensa y expresiva. Con un acompañamiento de base a cargo de Juan Ignacio Sánchez en bajo y guitarras, también responsable de los interesantes arreglos, Silvio Geraci en piano y Damián Gómez en batería y percusión más la presencia de numerosos invitados, la cantante ofrece un repertorio que incluye obras clásicas, temas de autores contemporáneos y tres obras de su padre, el cantante Hugo Araujo y Hernán Betinis. Es así que se pueden escuchar muy buenas versiones de una antigua zamba, Criollita santiagueña, del chamamé La villerita, de Horacio Guarany y la Zamba del carnaval, del Cuchi Leguizamón con la bienvenida participación de la Bruja Salguero. Son también muy atrativas las interpretaciones de Rocío del Escondido de mi país, de Gustavo Patiño y las chacareras Cuando me abandone el alma, del Cuti Carabajal, único tema en el que se puede escuchar a la cantante tocando el bandoneón, Sacame chacarera, de Marcelo Perea y El olvidao, del Duende Garnica, temas en los que se luce Gabriel Cajal en violín. Y de los temas de la dupla Araujo Bettini corresponde destacar  El grito (Ni una menos). Un segundo trabajo que ratifica las excelentes condiciones de Rocío Araujo.

Con Tamara Pome nos encontramos no solo ante una muy buena cantante sino también ante una talentosa compositora ya que todas las obras de este disco, su primer trabajo, de un tono predominantemente intimista, le pertenecen, además de ser responsable de los arreglos junto al guitarrista Matías Tozzola, completando el grupo Emiliano Khayat en piano y acordeón, Jerónimo Santillán en bajo y Alejandro Shmidt en batería, más la presencia de varios invitados. El CD comienza con la bonita canción Arbola y continua con el ritmo de samba brasileño, Mamäe Buriti, Papá Jacobá, cantado en portugués. Coplas del río es una vidala interpretada en voz y la percusión de Horacio Cacolidis, Del agua bota la vida, un aire de chacarera en el que se luce Aldana Bozzo en flauta y Yo tengo las manos cortas, un chamamé en el que participa en canto la Chiqui Ledesma. A la pequeña Ailín es una bella canción de cuna y Lágrimas en la vereda muestra la vertiente más melancólica de Tamara Pome. El disco concluye con la canción Desapego y el bonito vals Palabrerío, cantado con Dani Mormandi y donde se luce Clara Aita en guitarra. Un promisorio debut de una cantautora a seguir.

Sofía Kusznir es otra joven intérprete con una agradable y afinada voz de soprano que, acompañada por Federico Pecchia en guitarra, Martín Koiffman en bajo y Ezequiel Ferraro en percusión, más la presencia de algunos invitados ofrece un repertorio integrado principalmente por obras de autores consagrados, clásicos y contemporáneos. Entre los primeros se puede escucha La despreciada, una antigua chacarera de los hermanos Simón, dos temas de Atahualpa Yupanqui, la zamba La tucumanita y la chacarera La colorada y de Isella y Tejada Gómez la inoxidable Canción de lejos, acompañada solo por Pecchia en guitarra. También a solas con el guitarrista, Kusznir interpreta Guitarra desolada, un bello tema de Carmen Guzmán y con Diego Trías participando en vientos un popurrí de bailecitos, Cuando vos quieras, de Eladia Blázquez y los antiguos Cuando nada te debía y Quisiera que salga un tigre. La obra de autores contemporáneos está representada por el chamamé Espinel de sueños, de Jorge Milikota en el que se destaca Néstor Acuña en acordeón, Gato panza arriba, de Juan Falú y Escondido de mi país, de Gustavo Patiño, con el autor invitado en aerófonos. Un muy interesante debut de esta joven cantante, Jorge García.

 

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Qué serie de Netflix te gusta más?

Loading ... Loading ...