El rincón del Viejo Canalla
Mederos-3

RODOLFO MEDEROS. Troilo por Mederos. En su huella. DBN 52418.

En este mismo espacio, en el comentario del disco Walter Ríos celebra a Troilo, hice una breve caracterización de la importancia de la figura de Pichuco dentro de nuestra música ciudadana y en el de Rodolfo Mederos, Trece una un poco más extensa de este último por lo que a los eventuales interesados, y a fin de no repetirme, a esas reseñas los remito.

Mederos, en los últimos años, ha desarrollado su música a través de dos formaciones principales: la orquesta que dirige y el trío que conforma con el guitarrista Armando De la Vega y el contrabajista Sergio Rivas. Es con este grupo más la inestimable participación vocal del Negro Falótico que el bandoneonista ofrece un sentido homenaje a la figura de Pichuco. Mederos es un instrumentista de un sonido austero y profundo, cargado de sensibilidad y despojado de cualquier virtuosismo gratuito; además consigue una gran simbiosis con sus dos compañeros, provocando que el trío muestre un perfecto afiatamiento. En cuanto a Falótico, está sin duda entre los mejores cantantes de tango del momento y su estilo sobrio y conciso, aunque cargado de expresividad, se ajusta adecuadamente a la propuesta del trío. El disco alterna temas instrumentales con otros cantados en una recorrida que es –más allá de eventuales preferencias- una exquisita antología de la música de Troilo. Así, entre los primeros hay una excelente versión del no demasiado escuchado Milonguero triste, que Pichuco le dedicara a Alfredo Gobbi y otra notable del emblemático Responso que Troilo compusiera ante la muerte de su gran amigo Homero Manzi. Contrabajeando, que AT compusiera con Astor Piazzolla en su única colaboración, permite el lucimiento de Rivas, en tanto que en A la guardia nueva es De la Vega quien se destaca. Sur está casi en su totalidad expuesto en un gran solo de bandoneón por Mederos y el disco finaliza con una movida versión de la milonga La trampera. Pero si gran nivel tiene la parte instrumental del disco, es en los temas cantados por el Negro Falótico donde se alcanzan los picos más altos de emoción. Basta para confirmarlo escuchar las versiones del cantante de Desencuentro, Una canción o A Homero, temas en los que la poesía de Cátulo Castillo está expuesta con gran sensibilidad. También el Negro se luce en la profunda melancolía de los versos de Manzi de Romance de barrio y Barrio de tango, en este último acompañado casi todo el tema solo por el bandoneón. José María Contursi aparece en una de sus mejores obras, Mi tango triste y en la milonga Con mi perro, tal vez el tema menos transitado del disco y dos de los mejores momentos de la placa se encuentran en la versión de Te llaman malevo, el único tema que Troilo compartió con Homero Expósito y en los desolados versos que Enrique Cadícamo compusiera para Garúa. Hay además un tema que no pertenece a Pichuco y es el que da títulos al disco, una obra de Mederos. Un  merecido homenaje a una de las grandes figuras de nuestra música ciudadana a cargo de excelentes intérpretes. Jorge García.

 

 

 

OSVALDO PEREDO/ORQUESTA VICTORIA. En vivo en Uruguay. Edición independiente.

En varios comentarios hechos en este espacio, ya sea de discos o algún concierto en vivo, hemos señalada la importancia de la figura de Osvaldo Peredo, no solo como cantor en sí, sino además como referente para jóvenes figuras, por lo que a esas reseñas remito. También de la Orquesta Victoria se han comentado aquí varios trabajos por lo que  la misma sugerencia puedo hacer. En este caso estamos ante la grabación en vivo de un concierto realizado recientemente en Montevideo por el cantante y la orquesta. Lo primero que hay que decir es la facilidad con que Osvaldo se adapta a cualquier contexto. Es sabido que la Orquesta Victoria, por los timbres que propone y los elaborados arreglos del pianista Alejandro Drago se diferencia bastante de la mayoría de las formaciones actuales. Sin embargo, la química entre el cantante y la orquesta es notable, a lo que debe agregarse la intransferible emoción que le proporciona Peredo a sus interpretaciones. Esto se puede apreciar en las memorables versiones que ofrece de La noche que te fuiste, con un extenso segmento en dúo con Drago en el piano, el lirismo que le otorga al vals Pequeña, con un gran trabajo del clarón y de las cuerdas, el sentimiento con que interpreta Ave de paso, y Rubí, en este caso con una gran introducción de bandoneón (¿de Hugo Satorre?) y las personales versiones de Marioneta y Olvido. Pero el disco también ofrece grandes instrumentales como Patotero sentimental y el inoxidable Flores negras. Hay también un par de invitados de fuste, Laura Canoura en una excelente interpretación de Soledad, introducida a capella y Leo Masliah en Gardelerías, una de sus divertidas glosas. Pero aquí, reconociendo el gran valor de los arreglos orquestales, la estrella es Osvaldo Peredo, quien con sus primeros 87 años recién cumplidos y a punto de concretar una nueva gira europea, muestra la vigencia de su estilo intransferible.  Jorge García.

 

 

 

CAROLINA WINOGRAD. Cardo o ceniza. Acqua 509.

Luego de un tiempo largo de ausencia de los ruedos tangueros reaparece la cantante Carolina Winograd (su primer disco Pa´que se callen fue comentado en este espacio). Dueña de un registro de contralto de gran potencia y un estilo vibrante y apasionado, en su segundo trabajo está acompañada por Alejandro Drago en piano y arreglos, Hugo Satorre en bandoneón y Maritza Pacheco Blanco en violín, más la presencia en algunos temas de Hernán Cuadrado en contrabajo, ofreciendo un repertorio en el que se alternan temas clásicos con otros más recientes, más alguna incursión en el folclore latinoamericano. Winograd se muestra en muy buena forma y consigue una adecuada interacción con los arreglos poco convencionales de Drago, bastante alejados de los habituales para los temas propuestos. Esto se puede apreciar ya en la versión de El milagro, que abre el disco pero se puede hacer extensivo a la muy personal interpretación del vals Desde al alma o a sus versiones de temas tan transitados como Sus ojos se cerraron y Toda mi vida. Fuimos y Nostalgias son objeto de tratamientos marcadamente intimistas, en el primer caso solo acompañada por el piano de Drago y en el segundo por el bandoneón de Satorre. Entre los temas más nuevos corresponde destacar dos obras de la talentosa pluma de Marisa Vázquez, Insomnio de besos y En el bar, mientras de que la picaresca milonga La vitrina, de Adrian Abonizio, la cantante ofrece una ajustada versión. El disco se completa con Amor en Buenos Aires, que en su momento fuera un éxito de Sandro y con Cardo y ceniza, uno de los grandes temas de la peruana Chabuca Granda. Una bienvenida reaparición de Carolina Winograd. Jorge García.

 

 

 

MIGUEL PEREIRO. Mística ciudad. Epsa 1942.

Pianista de excelentes aptitudes (recientemente, en este espacio se comentó su dúo con el violinista Fabián Bertero), Miguel Pereiro presenta aquí un atractivo trabajo como líder de diferentes formaciones, en las que está acompañado por varios músicos de primer nivel y donde se destaca por su competencia como compositor, los inspirados arreglos y el empuje rítmico que ofrece en sus interpretaciones. Por cierto que se pueden detectar en Pereiro influencias “piazzolianas” pero sus composiciones muestran suficientes rasgos originales como para otorgarles entidad personal. Además, el pianista presenta algunas obras de Astor muy poco difundidas. El disco se inicia con una muy buena versión para septeto del tema que da título al disco e Innovación tango es otra obra para formación extendida que ofrece inesperados cambios de tiempo y al grupo se le agrega la vocalización de Silvina Petryna en Exodo. Otra obra destacable de Pereiro es La apertura de los mundos, que tras una lírica introducción del piano en tiempo de milonga lenta desemboca en un vigoroso tema en el que se luce Fabian Keoroglanian en vibráfono. De Piazzolla pueden escucharse el vibrante Escualo y dos obras poco conocidas, en transcripciones del bandoneonista Nicolás Enrich, En 3 x 4 y Nuevo tango en la que hay otro muy buen solo de vibráfono y se destaca el violín de Humberto Ridolfi. Hay títulos más intimistas, como Música para los anillos, en dúo de Pereiro con Fabián Bertero y el dúo de pianos del líder con José Colángelo en Ahora que haré, un tema de este último. El disco finaliza con una versión en vivo de Naranjo en flor en la que Pereiro acompaña a Raúl Lavié. Un muy interesante trabajo de este pianista, compositor y arreglador. Jorge García.

 

 

 

MARIA CANGIANO. Renaceré. Epsa.

Aparte de ser un enorme compositor de obras instrumentales, Astor Piazzolla es autor de numerosas músicas para diversos letristas. Puede que algunos “piazzolianos” acérrimos se molesten por esta afirmación pero creo que esos temas no agregan demasiado a su monumental legado. María Cangiano es una cantante de dilatada trayectoria que ha recorrido distintas ciudades del mundo y ha transitado por diversos géneros y en este caso recoge un puñado de obras con letras de otros autores, en su mayoría desconocidas o nunca antes grabadas. Cangiano es una intérprete dúctil y de variados recursos y aquí está acompañada por varios músicos de fuste más los arreglos de Miguel Pereiro (en la mayoría de los temas) y del guitarrista Hernán Reinaudo. El repertorio elegido ofrece algunos buenos momentos y otros francamente prescindibles. Evitemos entonces esos temas y las grandilocuentes letras de Horacio Ferrer y centrémonos en los pasajes destacables del disco. Entre ellos está la rumba flamenca Pequeña canción para Matilde, sobre textos de Pablo Neruda, en la que se luce Quique Sinesi en guitarra, el tango Fugitiva, con versos de Juan Carlos Lamadrid, donde Cangiano está acompañada por el piano de Pereiro y el violín de Fabián Bertero. También son buenas las versiones del candombe Llanto negro, con letra de Alfredo Roldán, con destacada participación de Quintino Cinalli en percusión, la milonga Graciela oscura (que cantara una juvenil Egle Martin en la película Extraña ternura), sobre versos de Ulises Petit de Murat y el bello Aire de la zamba niña, con letra de Pocha Barros. Un disco desparejo pero que ofrece la particularidad de presentar una faceta no demasiado transitada de Astor Piazzolla. Jorge García.

 

 

 

LERNER/MOGUILEVSKY. Sefarad. Edición independiente.

A lo largo de más de tres décadas de actividad conjunta, el dúo integrado por César Lerner y Marcelo Moguilevsky ha desarrollado un profundo trabajo de investigación sobre distintas variantes de la tradición musical judía. En este caso  es la música sefaradí, con su historia de exilio y desarraigo el objeto de este disco. Notables multiinstrumentistas –Lerner toca piano, acordeón, balafón y diversas percusiones y Moguilevsky demuestra su ductilidad para interpretar cualquier instrumento que se sople, aunque también se anima con el piano y el acordeón- aquí ofrecen un programa en el que alternan obras anónimas con algunos títulos instrumentales propios. Si en la música klezmer se alternan pasajes melancólicos con otros festivos en el repertorio sefarad predomina un tono doloroso y desgarrado al que la voz de Moguilevsky (su tono recuerda el de Chet Baker en otro género) le da profunda carnadura. Ello se puede apreciar fundamentalmente en los temas anónimos (las obras de la dupla poseen un estilo más intenso y movido, tal el caso de Ellos bailan, El tiempo o Siempre es tanto). Pero es, como se dijo, en las obras cantadas en las que la intensidad emocional alcanza sus picos más altos. Basta escuchar en obras como Ay Yu Has, con un emotivo dúo de acordeón y voz, el melancólico Morenika, en el que el canto está acompañada por el piano o Porque yoras, en el que la percusión acompaña a la voz. Por cierto que en todos estos temas hay notables pasajes instrumentales en los que se luce Moguilevsky en los más diversos vientos. El disco finaliza con una suerte de hit del dúo, el lírico La serena, ya grabado anteriormente. Un disco riguroso y sin concesiones a cargo de dos artistas de primer nivel. Jorge García.

 

 

 

SOFIA REI. El Gavilán. Tributo a Violeta Parra. Cascabelera 56028.

Normalmente no reseño discos importados a los que no hay acceso directo pero en este caso –teniendo en cuenta que Sofia Rei hará varias presentaciones en Bs.As próximamente que se anuncian debajo de este comentario- haré una excepción. Radicada en Nueva York desde el año 2005, Sofia Rei ha logrado un gran reconocimiento internacional a partir de sus interpretaciones de canciones propias y del folclore latinoamericano desde una perspectiva marcadamente experimental, alejada de los conceptos utilizados habitualmente para desarrollar ese repertorio. En este trabajo, Rei ofrece un homenaje a la enorme cantante y compositora chilena Violeta Parra con motivo de cumplirse el centenario de su natalicio y los 50 años de su trágica muerte. En un contexto austero en el que la vocalista está solo acompañada de sus loops, donde expone la superposición de voces y del guitarrista norteamericano Marc Ribot, la vocalista ofrece un repertorio que incluye  algunas obras conocidas de la gran Violeta y otras no muy transitadas. Así entre las primeras se pueden escuchar las recreaciones de Rei de Casamiento de negros, una intensa versión de Arriba quemando el sol, con una improvisación muy libre de la guitarra y la cantante tocando caja chayera y de Run Run se fue pa´l Norte, en la que participa como invitado Angel Parra, hijo de Violeta recientemente fallecido. Hay obras menos conocidas como Una copla me ha cantado, con una introducción de la voz a capella, una emotiva interpretación de La lavandera y dos obras de la vertiente más nihilista de Violeta, Maldigo del alto cielo, con Rei acompañándose en charango y Corazón maldito, con la guitarra totalmente distorsionada y Sofía otra vez en caja. Pero el segmento más libre  del disco es la versión de casi quince minutos de El gavilán, la obra más compleja de Violeta Parra, con sus bruscos cambios de tiempo, diminuendos y crescendos. Un muy atractivo trabajo de Sofía Rei, que se aleja drásticamente de las versiones habituales de la obra de Violeta Parra. Jorge García.

PRESENTACION DE ESTE DISCO EL JUEVES 28 DE SETIEMBRE A LAS 20 HS. EN EL CENTRO DE EXPERIMENTACION DEL TEATRO COLON

JOHN ZORN MASADA BOOK 3 EL VIERNES 29 DE SETIEMBRE A LAS 20 HS. EN EL CENTRO DE EXPERIMENTACION DEL TEATRO COLON.

COPLAS ESXONDIDAS EL SABADO 3O DE SETIEMBRE A LAS 20 HS. EN LA USINA DEL ARTE, AGUSTIN CAFFARENA Y PEDRO DE MENDOZA.

UMBRAL, EL DOMINGO 1 DE OCTUBRE A LAS 20 HS. EN LA USINA DEL ARTE.

 

 

 

MANU SIJA. Chango Solo. Hankstudio.

Luego de un excelente disco en trío (comentado en este espacio), el músico tucumano Manu Sija ofrece este auténtico tour de forcé en el que interpreta una multitud de instrumentos, además de cantar muy bien, dando la sensación de que estamos escuchando a una banda. Ligado a la música desde niño y reconocido actualmente por músicos de las más diversas vertientes, en Manu Sija la raíz folclórica se fusiona con la improvisación de cuño jazzero y rockero y variantes de la música experimental, dando como resultado una curiosa mixtura de gran musicalidad que aquí se expresa a través de la obra de grandes compositores del folclore argentino y latinoamericano, alguna obra propia y hasta un tema del gran guitarrista Pat Metheny. Así en Donata Suárez, de Juan Falú, Sija canta sobre un ostinato, desarrollando hacia el final una improvisación muy libre de los teclados y la batería. Mientras Buscapié, también de Falú ofrece un solo mucho más simple de violín eléctrico, en Yo no vuelvo a trabajar, del colombiano Iván Benavides es marcada la influencia de los ritmos afro. Lejos es una vidala del Chivo Valladares expuesta con un aire oriental a través del oud y la tabla y cantada con sentimiento, en tanto que Tell Her You Saw Me, de Metheny tiene un tono grave y severo en el que Sija vocaliza. Arriba quemando el sol propone una intensa versión del tema de Violeta Parra, en El Avenido, del Cuchi Leguizamón hay otro muy buen solo de violín sobre una base de los teclados y el disco finaliza con Mantra, un aire bagualero de Lucho Hoyos en el que Sija canta acompañándose en piano antes de un desarrollo muy libre. Un trabajo de gran interés de este joven músico. Jorge García.

 

 

 

BAPTISTE TROTIGNON/MININO GARAY- Chimichurri. Acqua 513.

El dúo de piano y percusión no es demasiado frecuente, aunque en nuestro país dos excelentes músicos como Hernán Ríos y Facundo Guevara han llevado adelante un proyecto de esas características. En este caso es la dupla integrada por el pianista francés Baptiste Trotignon y el percusionista cordobés radicado en Francia hace casi tres décadas, Minino Garay, la que en este disco ofrece un programa integrado mayoritariamente por obras de autores consagrados, aunque también incorporan algunos temas propios Hay así obras encuadradas dentro de los ritmos latinoamericanos como la milonga La cambiada y el segmento La peregrinación, de la Misa Criolla, un par de tangos de la inoxidable dupla Gardel-Lepera (Sus ojos se cerraron y Volver), y temas de Thelonious Monk, Charlie Parker, Hermeto Pascoal y Paul McCartney. Pero tal vez el núcleo central del disco lo constituyan los cinco temas pertenecientes a la música que compusiera Leonard Bernstein para West Side Story, objeto de ajustadas versiones. Además,  Trotignon presenta sus dotes de compositor en Fly y Vamos, que dan lugar a los momentos más improvisados del CD. Un disco que muestra la buena química que han conseguido estos dos músicos. Jorge García.

 

 

 

SERGIO WAGNER.    Eden. Blue Art 179.

Dentro del fértil panorama del jazz nacional existen músicos que incursionan en los terrenos ligados a la vanguardia y otros que prefieren abrevar en caminos ya transitados. En el caso del trompetista Sergio Wagner opta por alejarse de ambos rumbos y ofrecer un mosaico de composiciones en los que, sin desdeñar la improvisación, se privilegian los elementos melódicos. Wagner interpreta aquí trompeta y flugel y está acompañado por Juan Canosa en trombón. Miguel Tarsia en guitarra, Leonel Cejas en contrabajo y Carto Brandan en batería, desarrollando un repertorio de obras propias de un tono predominantemente sereno e introspectivo. Wagner es dueño de un sonido limpio y cristalino y se muestra también como un atrayente compositor. Esto ya se puede apreciar desde el primer tema, que da título al disco, que ofrece buenos solos del líder y Canosa. El tono lírico se sostiene en Masche y Limpio de ayeres, donde participa Fermín Merlo en vibráfono y hay un atractivo solo de Tarsia. En Manto, Wagner interpreta piano eléctrico acompañando la vocalización de su hermana Vilma y Soledad es  un tema en medio tiempo con otro buen solo del líder, mientras que Barro ofrece un tono más intenso. En la balada Ppm se destacan Wagner y Canosa y el disco finaliza con el más enjundioso Samara. Un trabajo interesante, apto para todo público jazzero. Jorge García.

JUANI MENDEZ. Otra parte del todo. JIM 002.

Segundo trabajo de este saxo tenor de sonido claro y robusto y atractivo fraseo. Con el sólido soporte que proponen Mauricio Dawid en contrabajo y Sebastián Groshaus en batería, Méndez y el excelente pianista Ernesto Jodos desarrollan los extensos solos del disco, ofreciendo un repertorio integrado casi en su totalidad por obras del líder, quien se muestra como un competente compositor. El CD se inicia con Boogaloo for S&P, un ritmo latino en el que hay un obsesivo trabajo del piano y continúa con 144 Sterling Street, un intenso tema con muy buenos solos de Méndez y Jodos. Después de una breve cadenza de saxo, A las tres es una lírica balada en la que hay una buena participación de Dawid, y tras el medio tiempo que propone Sobre Wayne y el complot por Sam, se puede escuchar Portrait, de Charlie Mingus, el tema más extenso y elaborado del disco. Los dos últimos temas, La afirmación de lo desconocido y Up! retoman el clima hard bop, destacándose otra vez Méndez y Jodos. Un disco que confirma las muy buenas aptitudes de Juani Méndez como intérprete y compositor. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 21 DE OCTUBRE A LAS 21 HS. EN LA CASA DEL SEÑOR DUNCAN, RIVADAVIA 3832.

 

 

FRIDO TER BEEK. ¿Entonces qué? Club del disco 070.

Radicado en la Argentina desde hace dos años, Frido ter Beek es un interesante saxofonista holandés (interpreta alto y soprano) de dilatada trayectoria en Europa. Poseedor de un sonido intenso y un fraseo personal, aquí está acompañado por Ramiro Penovi en guitarra eléctrica, Diego Wainer en contrabajo y bajo eléctrico, Claudio Risso en batería y Mariano Agustoni en piano y teclados, en un repertorio integrado en su totalidad por obras propias en las que se perciben las diversas influencias recibidas por el músicos a lo largo de su carrera.  Así Round Dance es un tema intenso, con bruscos cambios de tiempo en tanto que la obra que da título al disco ofrece un aire latino y presenta un extenso solo del líder. Somethin Said propone un cierto clima oriental en su dúo de saxo alto y contrabajo mientras que Little Combo es otro lírico dúo, en este caso de soprano y piano. Algo en mayor es una lírica balada y la fusión se hace presente en Mejores tiempos y en los inesperados cambios de tono de Eric. El disco finaliza con Un trago más, un blue en el que se lucen el líder, Penovi y Wainer. Un interesante trabajo de este grupo. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 28 DE SETIEMBRE A LAS 21.30 HS. EN VIRASORO BAR, GUATEMALA 4428.

 

 

 

JUAN TORRES FERNANDEZ. Tráfico. Kuai 043.

Muy buen saxofonista, con un sonido de clara estirpe “coltraneana”, Torres está acompañado por el promisorio pianista Tomás Farés, Rodrigo Agudelo en guitarra, Juan Bayón en contrabajo y Segio Verdinelli (de gran trabajo a lo largo de todo el disco) en batería en un programa integrado en su totalidad por obras propias en las que también se pueden detectar su admiración por el gran John, algo que ya se puede percibir en el tono místico de Preludio, que inicia el disco.  En ruta ofrece inesperados cambios de tiempo y muy buenos solos de Torres y Farés y destacada participación de la batería y el tema que da título ofrece otro intenso solo de Torres, luciéndose también Agudelo. Calma comienza como una serena balada para desarrollar un progresivo crescendo en tanto pe Tiger ofrece algunos ecos rockeros. Short Song presenta una lirica introducción del piano y hay un buen solo de Bayón, en tanto Nueve vidas muestra bruscos cambios de tono. El disco finaliza con Cuan grande es El, un spiritual en el que tras una introducción de la guitarra hay un destacado solo del líder. Un muy buen trabajo de este consistente saxofonista. Jorge García.

 

 

 

SANDRA RUMOLINO Y KEVIN SEDIKKI EN VIVO EN CLASICA Y MODERNA

Sandra Rumolino es una cantante y actriz argentina radicada en Francia desde 1983 donde, hasta hace muy poco, su trabajo estuvo relacionado de manera directa con el tango, tal como lo certifican sus primeros tres discos. Sin embargo, su encuentro con el guitarrista francés de origen argelino Kevin Sedikki produjo un profundo cambio de rumbo en su derrotero musical. Rumolino es una vocalista muy bien dotada, de gran afinación, muy buena dicción y una gran dosis de expresividad, en tanto que Sedikki es un instrumentista en el que, por un lado, se perciben sus influencias jazzísticas y, por otro, un genuino interés por los aspectos percusivos del instrumento. En el concierto realizado en Clásica y Moderna, el dúo presentó su disco Tres luceros en el que abordan un repertorio variado y ecléctico, en el que incluyen algunas obras propias, bastante alejado del repertorio anterior de Rumolino. Así se pudieron escuchar temas del folclore argentino y latinoamericano, un par de milongas, un título de Joan Manuel Serrat y, como para no dejar de lado su historia, algún tango, en los cuales se pudo percibir la perfecta amalgama que consiguen ambos artistas. El dúo ofreció excelentes versiones de dos zambas clásicas, Piedra y camino, de Atahualpa Yupanqui y Al calor de la tierra, de Hilda Herrera y la vidala El seclanteño, de Ariel Petrocelli. Hubo también muy buenas interpretaciones de dos milongas, la bella Jacinto Chiclana, de Piazzolla y J.L. Borges y la tradicional Silueta porteña, en la que la cantante fue acompañada únicamente por el zarb (instrumento percusivo iraní) de Sedikki. Entre los mejores momentos del recital hay que destacar las versiones del dúo de Meditrráneo, de  Serrat, la Tonada de la luna llena, del venezolano Simón Díaz y el intenso María Landó, de la gran Chabuca Granda. Dentro de las obras propia corresponde resaltar el tema que da título al disco arriba mencionado del dúo y el atractivo Why not un huayno. Como bienvenido plus participaron del recital los guitarristas José María Saluzzi y Mirta Alvarez, con quien la cantante ofreció una excelente versión de Volver improvisada en el momento. Un muy buen concierto de un dúo al que ojalá haya oportunidad de volver a escuchar pronto  en nuestro país. Jorge García.

 

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Cuál es la mejor biopic de Steve Jobs?

Loading ... Loading ...