El rincón del Viejo Canalla
christoph_gallio_feat_day_&_taxi

KEN VANDERMARK Y CHRISTOPH GALLIO  EN VIVO (¡!) EN LA PIPA DE LA PEPA.

En estos tiempos difíciles para los espacios que proponen escuchar música en vivo, la aparición desde hace unos meses de La Pipa de la Pepa ha sido una excelente noticia. Es que esta antigua casa de la zona menos cheta de Recoleta ha ofrecido en los últimos tiempos, gracias a los esfuerzos y la calidad de la programación que proponen Leticia y Verónica, algunos de los mejores eventos musicales que se han podido ver en Buenos Aires dentro de los más diversos géneros. Y como prueba al canto están los conciertos iniciales de esta temporada, en los que participaron dos de los principales músicos de la vanguardia jazzística internacional: el saxofonista y clarinetista norteamericano Ken Vandermark y el también saxofonista suizo de origen italiano Christoph Gallio.

Ken Vandermark es uno de los instrumentistas más reconocidos en las últimas décadas dentro de los territorios más avanzados del jazz actual. Dueño de una profusa discografía ha tocado con los más importantes músicos del jazz contemporáneo y se ha establecido como una figura de referencia para muchos intérpretes dentro de ese terreno. La presentación que realizara en la Pipa de la Pepa fue la única que efectuó en Buenos Aires con un grupo. En este caso estuvo acompañado por el austríaco Christopf Kurzmann en computadoras y cuatro de los más importantes músicos argentinos ligados a la vanguardia jazzística; el saxofonista Pablo Ledesma, el trompetista Leonel Kaplan, la pianista Paula Shocron y el baterista Pablo Díaz. Esto permitió comprobar dos cosas: la primera, ratificar que Vandermark es un instrumentista excepcionalmente dotado, tanto en su ejecución del saxo tenor como en la del clarinete, y la segunda, que muchos músicos argentinos pueden tocar sin desmedro con los mejores intérpretes internacionales. Así se pudo apreciar el virtuosismo de Ledesma, en particular en el saxo soprano, la intensidad de Kaplan en la trompeta, la creatividad permanente de Shocron y las ideas que despliega permanentemente Díaz desde la batería. Las extensas improvisaciones permitieron el lucimiento de todos los músicos en un concierto memorable.

Tal vez Christoph Gallio sea menos conocido que Vandermark entre los cultores del jazz de vanguardia. Sin embargo, este discípulo del gran Steve Lacy es un notable instrumentista e improvisador, tanto en el saxo soprano como en el menos conocido saxo en C Melody. Ello se pudo apreciar en el concierto que ofreció en La Pipa de la Pepa, en este caso junto a Paula Shocron y Pablo Díaz. El trío ofreció un recital de gran intensidad en el que el saxofonista desplegó una amplia gama de recursos, en tanto que Shocron y Díaz ratificaron que no solo son dos de los más importantes músicos de la escena local sino que también – a través de las grabaciones registradas en el sello NendoDango- han alcanzado ya proyección internacional. La interacción entre los tres músicos resultó fenomenal y el resultado fue otro concierto inolvidable que, junto con el reseñado más arriba, estarán a la hora de los balances entre los mejores de la propuesta jazzística de Buenos Aires en el año. Jorge García.

 

PEDRO CHEMES & MARIANA GAITAN. Dúos y solos criollos y neocriollos. Edición independiente.

Músico con una dilatada carrera en el terreno de la música popular, Pedro Chemes , a lo largo de los años, ha intentado elaborar una síntesis entre los aspectos tradicionales y modernos de la música de nuestro país. Muestra de ello es el Cuarteto La Ochava, que fundara en 1984 y con el que interpreta tangos tradicionales y su propio cuarteto con el cual principalmente ofrece obras propias. Este disco,  aparece como una expresión de las dos propuestas ya que aparecen en él obras de compositores clásicos de nuestra música popular y obras suyas de diferentes características. Así el disco se inicia con Cuando el pecho se ensancha,  un aire de zamba de Chemes en guitarra con Christian Cocchiararo en oboe. Tanto en las Tres piezas para piano, interpretadas por Marcos Puente Olivera, como en las Tres piezas para guitarra, a cargo de Chemes, se puede apreciar el eclecticismo de su talento como compositor, algo que se ratifica en las breves cuatro piezas de 65, a cargo de Marina López en clarinete y Mariana Gaitán en violín. La vertiente más tanguera de Chemes se puede apreciar en sus dúos con Gaitán, interpretando el piano en El último tango y Tango de salón y en Tango maxixa, un dúo del clarinete con el violín. Los clásicos están representados por excelentes arreglos de Malena, a cargo de Gaitán en solo de violín, Volver, por las guitarras de Chemes y Rubén Castro y El choclo, un dúo de Gaitán y Chemes en piano. El atractivo disco finaliza con una bonita versión de la antigua zamba La 7 de abril, a cargo de Gaitán y Chemes en guitarra. Un CD que confirma el talento de Pedro Chemes como instrumentista, arreglador y compositor y su permanente búsqueda de una síntesis entre la tradición y la modernidad. Jorge García.

 

 

 

SATORRE TOCA MORI. Edición independiente.

El bandoneón, como instrumento emblemático del tango, ha dado lugar a lo largo de la historia a numerosos y destacados instrumentistas; uno de ellos fue Máximo Mori, quien a lo largo de varias décadas fue figura descollante en numerosas orquestas como las de Lucio Demare, Angel D´Agostino y Joaquín Do Reyes. Pero aparte de gran ejecutante, Mori  fue un notable arreglador y en este disco, el joven instrumentista Hugo Satorre le dedica, un merecido homenaje, interpretando varios de sus arreglos en bandoneón solo. Es así, que en la precisa digitación de Satorre, se pueden escuchar las versiones de Mori de varios clásicos inoxidables de nuestra música ciudadana como Rubí y Shusheta, de Juan Carlos Cobián, El día que me quieras y Golondrinas, de Gardel, Recuerdos de bohemia, de Enrique Delfino, obra de la que también existe un memorable arreglo de Argentino Galván para la orquesta de Troilo, el bellísimo Flores negras, de Francisco De Caro o Nunca tuvo novio, la obra más romántica de Agustín Bardi. No falta  una zamba de Oscar Valles, La compañera y la versión del poco escuchado Santa milonguita, también de Delfino, pero quizás los dos mayores hallazgos del disco sean el rescate de Satorre de dos obras prácticamente desconocidas: Páginas muertas, de Francisco De Caro y Cavilando, de Alfredo Gobbi. Un disco que es un reconocimiento a un gran instrumentista y arreglador a cargo de un joven y talentoso intérprete. Jorge García.

 

 

 

VERONICA MUÑOZ. Milonguita flor del alba. El Zaino s/n.

No solo Buenos Aires es el lugar donde se puede apreciar el resurgir del tango, también en el interior del país se puede apreciar este fenómeno. En este caso, desde Rosario llega a mis manos este disco de la joven vocalista, guitarrista y compositora Verónica Muñoz, no estrictamente una cantante de tangos (como lo demuestra este disco), aunque nuestra música ciudadana está presente en varios de los temas del mismo. Muñoz es una intérprete dúctil y bien dotada, a lo que le agrega una buena dosis de expresividad. Aquí en la mayoría de los temas se acompaña con su guitarra, aunque en algunos aparecen invitados otros artistas. El ecléctico repertorio que interpreta incluye algunos tangos clásicos, tal el caso de Rondando tu esquina y No me esperes esta noche y dos bellos temas de Homero Expósito, el tango Quedémonos aquí y el vals Absurdo. Se puede escuchar una milonga, Con ella fui, de la talentosa dupla que integraron Héctor Negro y Carmen Guzmán y una suerte de tango actual de Fito Páez, Loca Tuca de Dios, donde la cantante está acompañada por Juan Cruz Cid en piano. Hay también una muy buena versión de un tema brasileño, Contrato de separación, de Dominguinhos y la música folclórica está representada por el clásico Resolana, de Falú y Dávalos, donde interviene Martín Coggiola en bajo y la milonga Mate amargo, un tema de la gran cantora uruguaya Amalia de la Vega. Pero también Verónica Muñoz se muestra como una interesante compositora en el tema que da título al CD y, en particular en  El día, la obra con que concluye el disco. Una bienvenida nueva voz del interior de nuestro país. Jorge García.

 

 

 

DERROTAS CADENAS. Huid mortales. Edición independiente.

El proceso de dispersión de la primera formación de la Orquesta Fernández Fierro ha tenido diversos efectos. Por un lado, la orquesta, en mi opinión, perdió personalidad y sus últimos discos aparecen reiterativos y sin la creatividad de sus primeros trabajos. Por otra parte, los diversos grupos, derivados de la orquesta aparecen demasiado influenciados por ella y  parecería costarles encontrar un sonido propio. En este caso, Derrotas Cadenas, el cuarteto liderado por Bruno Giuntini, ex violinista de la FF, es una muestra de lo señalado. Giuntini editó hace un poco un excelente disco en dúo con el guitarrista Lucas Ferrara (comentado en este espacio) que aparecía como un exponente de un sonido novedoso y personal. En este caso, el sonido áspero y rugoso de su violín en el principal sostén de este CD, integrado casi en su totalidad por obras suyas, donde se alternan temas enjundiosos con otros más introspectivos, aunque  aparece en varios pasajes, como se dijo, una influencia demasiado ostensible del sonido de la orquesta FF, algo que se hace extensivo a los dos temas cantados por Dema. Jorge García.

 

 

VA DE NUEVO. Pavimento. Edición independiente.

Interesante trío de guitarras más un contrabajo, Va de nuevo incorpora tanto elementos del tango clásico como a nuevos compositores, proponiendo un sonido intenso y vigoroso. Integrado por Martín Casal, Agustín López y Leandro Rodríguez en guitarras, Alessio Menegolli en contrabajo y Facundo Rodríguez en canto, el grupo incursiona con acierto en las dos vertientes señaladas. Así,  junto a temas ya incorporados al repertorio clásico, como A fuego lento, del gran Horacio Salgán e Invierno Porteño de Astor Piazzolla, objeto de una personal versión, se pueden escuchar un vals “histórico” como Lágrimas y sonrisas, y obras actuales de Julián Peralta, director de Astillero, Julio Coviello y Agustín López, que permiten apreciar el sonido bien afiatado del conjunto. Entre los temas cantados aparece el clásico Remolino, el sentido Regine, del Tape Rubin y el tema que da título al disco, también de López en el que se detectan influencias del grupo 34 Puñaladas. Un interesante trabajo. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 29 DE ABRIL A LAS 21 HS. EN GALPON B, COCHABAMBA 2536.

 

 

MARCOS CABEZAZ. 1200 metros. PAI 3284.

No es común encontrar un disco en el que el instrumento principal y, menos aun, en condición solista sea la marimba. Sin embargo, Marcos Cabezaz, virtuoso intérprete del instrumento, lo ha logrado en este disco en el que interpreta varios solos y, en otros temas, el mismo se acompaña con diversos instrumentos, principalmente percusivos en obras de su autoría. Con claras influencia de la música de raíz folclórica, referencias a ritmos brasileños y algún toque africano, Cabezaz ha conseguido eludir cualquier atisbo de monotonía. Así el disco comienza con Zoe, un vibrante solo de marimba en el que se detecta por momentos un aire de chacarera. Los ecos de una cueca se perciben en Yuri, donde Cabezas también toca kalimba y bombo legüero, mientras que en Quele Quele se detecta un ritmo de huayno. La caja chayera acompaña  a la marimba y el vibrafón e La vidalsita en tanto que referencias a ritmos brasileños aparecen en los solos de Alta mira y For Nella. Thanks for the sándalos ofrece una excelente improvisación en tanto que un tono obsesivo impregna el tema que da título al disco. Un CD atípico, que escapa a las pautas habituales y muestra a un virtuoso instrumentista. Jorge García.

 

 

 

LUCIO BALDUINI. El bosque brillante. Club del disco 063.

Excelente guitarrista y compositor, integrante del trío de Daniel “Pipi” Piazzolla, Lucio Balduini presenta aquí su tercer trabajo como líder en un disco integrado en su casi totalidad por obras de su autoría (hay dos obras de Luis Alberto Spinetta, La rifa del viento y Para ir). Acompañado por Esteban Sehinkman en piano eléctrico, Mariano Sívori en contrabajo y Daniel Piazzolla en batería, Balduini desarrolla un programa en el que pueden apreciarse influencias tanto del jazz como del rock experimental y en el que cabe resaltar los logrados climas que el guitarrista consigue. Así el tono obsesivo de En busca de la tierra sin mal, con gran trabajo de la batería, se contrapone  con el clima introspectivo de La rifa del viento y el más enjundioso de Cascada milagrosa. Lo experimental y lo lírico se fusionan en Tu bahía en el sueño y Sehinkman tiene destacada participación en Fulgor y Superestrella. Balduini tiene muy buenos solos en Piedra lunar, donde reaparece el clima obsesivo, con lucimiento otra vez Piazzolla y Para ir, tema final del disco. Un atractivo trabajo de un talentoso instrumentista y compositor. Jorge García.

 

 

 

YRUPA PURAHEI. Cancoes das margens do rio. Edición independiente.

La enorme riqueza de la música latinoamericana da lugar a discos como este en el que se reúnen intérpretes de Paraguay, la excelente cantante Romy Martínez, la flautista brasileña Maiara Moraes y el pianista argentino Chungo Roy, quienes interpretan temas que tienen su origen en la cultura brasileña pero están impregnados de ritmos paraguayos y argentinos. Hay una tendencia a caracterizar la música brasileña solo a partir del samba, la bossa nova o los ritmos carnavalescos. Sin embargo es enorme la riqueza musical que propone ese país, sobre todo en sus vertientes más folclóricas. Aquí encontramos una muestra de esa riqueza en temas alejados de aquellas pautas, y en los que se puede encontrar una calma y una serenidad no habitual en la música de ese país. Así se pueden escuchar temas cantados en portugués, pero también otros en guaraní y algunos giros en español y hay que señalar el destacado trabajo que cumplen los músicos acompañando a la cantante, a lo que hay que agregar la presencia de algunos invitados como Lea Freire en flauta baja en Irupé, Carlinhos Antunes en viola caipira en Tristeza do Jeca y la notable de Bebe Kramer en acordeón en el bonus track Estranjeiro. Un disco que escapa de las pautas habituales, logrando diluir las fronteras musicales que pudieran existir entre tres países. Jorge García.

 

 

 

JOSE CEÑA. Canciones del mensajero. Obras de Atahualpa Yupanqui. Shagrada Medra 050.

Atahualpa Yupanqui, tanto en su rol de guitarrista y cantante, pero sobre todo, de compositor, es una figura consular de la música folclórica argentina y muchas de sus obras son clásicos indiscutibles en ese terreno. Pero también hay un núcleo de obras suyas de gran valor que no han sido casi ejecutadas ni grabadas.   Ese repertorio es el que transita el cantante José Ceña, quien está acompañado por un selecto grupo de músicos, como Luis Chazarreta en piano, guitarrón y charango y responsable de casi todos los arreglos, Guido Martínez en contrabajo y Carlos Rivero en bombos y percusión, más la presencia de algunos invitados de gran nivel. Ceña es un cantante muy bien dotados y de gran expresividad, que a las obras de Yupanqui y Pablo del Cerro (seudónimo de la mujer de AY), le suma algunos temas propios. Así se pueden descubrir bellos y poco conocidos trabajos de Yupanqui, como la canción Vendedor de yutos, el bailecito De aquellos cerros vengo, el triunfo Yo quiero un caballo negro, La flecha, con ecos de otros temas, la milonga El cielo está dentro de mí, la Zambita del buen amor, en la que Ceña está acompañado por el piano de Pablo Fraguela y el huayno Punay. Entre los temas propios corresponde destacar Caminito español, con participación de Fraguela y Franco Luciani en armónica y la milonga Pa´alumbrar los corazones. Un disco que permite acercarse a obras poco conocidas de un enorme compositor a cargo de un muy buen intérprete. Jorge García.

 

 

 

SARA MAMANI. Re-vivir. Edición independiente.

Tal vez su bajo perfil provoca que la cantante, guitarrista y compositora Sara Mamani no tenga la difusión que merece. Es que esta salteña, que estudiara nada menos que con el Cuchi Leguizamón ha grabado, antes de este,  tres discos muy poco conocidos en estos pagos porteños. Intérprete que reemplaza su relativo caudal vocal, con una gran expresividad y el tono meláncolico que le otorga a sus interpretaciones, en este trabajo encara un repertorio íbero-americano que incluye destacados autores del continente, grandes poetas españoles y composiciones propias y toca la guitarra en algunos temas aunque los arreglos y el acompañamiento principal pertenecen a la Pampi Torres y el joven y talentoso guitarrista Leonardo Andersen. Es así que se puede escuchar Meme neguito del gran compositor del folclore afro-peruano Nicomedes Santa Cruz  y Dulce amigo de la compositora venezolana (aunque nacida en Madrid) Gloria Martín. La cantante interpreta también Olivo, sobre un poema de Rafael Alberti, Memento, una curiosa obra de Federico García Lorca y Aquí estoy de la poetisa española Gloria Fuertes. Pero también Mamani se muestra como una interesante compositora en Enhorabuena, Si pudiera elegir y en el instrumental Despedida en un solo de guitarra de Andersen y no falta una obra de otro prócer de la poesía salteña, Manuel Castilla en el bello Voy creciendo de ti. Un atractivo disco de una intérprete que merecería un mayor reconocimiento del que tiene. Jorge García.

 

 

PABLO TOZZI-PATRICIA ZAPPIA. Raíz canción. PAI 972792.

La música popular latinoamericana es una fuente inagotable para numerosos cantantes e instrumentistas. En este caso, la vocalista Patricia Zappia y el contrabajista, cantante y compositor (que aquí también toca guitarra y teclados) Pablo Tozzi encaran un repertorio de obras de grandes compositores del continente, con la peculiaridad que cada tema está dedicado a un país diferente. Con la participación de Horacio Novello en percusión, Alejandro Kalinovsky en piano y Bernardo Monk en saxo soprano, clarinete y flauta en varios temas más la presencia de algunos ocasionales invitados, el dúo (en el que cantan por separado) muestra una excelente química entre ambos intérpretes. En el ecléctico y variado programa se pueden escuchar así desde un tema popular anónimo boliviano, Señora Chichera, hasta un bolero del mejicano Agustín Lara (Piensa en mi), pasando por un clásico de la chilena Violeta Parra, Arriba quemando el sol y otro del gran Antonio Carlos Jobim (Fotografía). No faltan una obra atípica, por lo grave y severa, de la gran compositora peruana Chabuca Granda (Una larga noche), un poema del cubano Nicolás Guillén musicalizado por César Isella (Canción para despertar a un negrito) y la bella guarania Recuerdos de Ypacarai, del paraguayo Demetrio Ortiz. Tozzi también aparece en su faz de compositor en el tango Sed y memoria, en el que se luce Matías Rubino en bandoneón. Un atractivo disco a cargo de dos muy buenos intérpretes en un caleidoscópico recorrido por la música de nuestro continente. Jorge García.

ESTE DISCO SERA PRESENTADO EL 29 DE ABRIL A LAS 20 HS. EN EL CENTRO CULTURAL KIRCHNER, SARMIENTO 151, CON ENTRADA LIBRE Y GRATUITA.

 

 

 

TURUCUTO. Edición independiente

TURUCUTO. Llenas de luna bajan al mar. Edición independiente.

Siempre es bueno entrar en contacto con un grupo musical del que no se tenían noticias y este es el caso del trio Turucuto. Integrado por Roque Céliz en piano, teclados y composición, la muy interesante cantante Mercedes Maiztegui y, en el primer disco, Pedro Rueda en batería, percusión y sampler, el grupo fusiona exitosamente la música de raíz folclórica con el sentido de improvisación del jazz y la potencia rítmica del rock. En su debut, el conjunto presenta una mayor adhesión a los ritmos folclóricos, así Cambio de estación y Salir al sol son una suerte de aires de cuecas, Detrás de tus ojos tiene el look de una baguala y Agujas de relojes está cercano a la chacarera con un gran dúo entre la percusión y la voz. Estos días es un instrumental con muy buenos solos del piano y la batería y Tiritas ofrece un gran trabajo de la vocalista.

El segundo trabajo de Turucuto presenta a Fernando Bruno, percusionista habitual de Silvia Iriondo en lugar de Rueda y muestra un estilo, si cabe la expresión, más abstracto. El tono es menos “folclórico” si bien un aire de huayno se desprende de Salirse de acá y otro de cueca impregna El oficio del alma. En este disco se perciben más ecos de la música académica y abundan los ostinatos del piano, mientras Maiztegui ratifica sus notables aptitudes de vocalista y la interacción entre los instrumentos es notable. Dos discos que constituyen una grata sorpresa y muestran a Roque Céliz como un instrumentista y compositor a seguir y a Mercedes Maiztegui como una auténtica revelación en el terreno vocal. Jorge García.

 

 

 

CURSO A CARGO DEL PIANISTA Y ARREGLADOR JUAN PABLO GALLARDO EN CAFÉ VINILO

 

 

 

 

 

 

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Cuál es la mejor biopic de Steve Jobs?

Loading ... Loading ...