Batman vs Superman: el origen de la justicia
home

…quedan los autistas
Por Leonardo M. D’Espósito

Podría decirles -podría mentirles- que fue el deber profesional el que me impulsó a ver Batman Vs. Superman: el origen de la justicia. Macana: fue porque desde que tengo memoria me siento encantado por el Batman televisivo y el Superman de las a veces inconseguibles revistitas de Editorial Novaro. Y encima a mí me gustaba que hubiera muchos héroes juntos, todos amigos, agarrando a trompadas a malos malísimos. Después crecí, me sofistiqué en cierta medida y etcétera.  Y muchísimo después fui crítico de cine, algo en lo que uno se convierte de la misma manera que Superman, porque no puede hacer otra cosa. Yo a esos dos tipos los quiero y los sigo más allá de todo. Incluso si la película que protagonizan la dirige el inútil de Zack Snyder

Sí, dije “inútil” porque es la única palabra que me viene a la cabeza en busca del mot juste: “inútil”. No sabe filmar. Simple y claro, no tiene idea de dónde poner la cámara para que se entienda la acción, para que se construya el personaje, para que crezca la emoción. No sabe, en serio. En El amanecer de los muertos le salió de casualidad, en 300 y Watchmen se dedicó a copiar la historieta original a la manera de storyboard, en Sucker Punch (film que defiendo porque está loco) cree que “hacer que la acción se comprenda” es “meta cámara lenta, mi gaucho, nomá” y en El hombre de acero pudo capear solo los primeros 40 minutos de película con lo que podemos considerar la secuencia de montaje más larga de la historia (atención Guinness). Aquí tomó cachos de El regreso del Caballero Oscuro; cachos de La muerte de Superman, cachos de varios videojuegos del universo DC, cachos de medialuna, etcétera, y los pegó con Plasticola rebajada. El resultado es un conjunto de secuencias dramáticas que no conmueven, escenas de comedia ausentes -por impericia-, escenas de acción que no se entienden -salvo cuando el símil es servil- y una sobreexplicación constante que aturde el ojo, el cerebro y las ganas. Si la última media hora sube un poco, es porque a) posee el único -ÚNICO- chiste de la película (interpretado por dos grandes actores, Diane Lane y Ben Affleck); b) las secuencias de acción corrieron por la tercerizada cuenta de los señores de efectos especiales y animación, y más o menos se entienden.

De los baches de guión (cómo puede ser lo de la lanza…) mejor ni hablemos. También disculpemos al impresentable villano de Jesse Eisenberg, que no sabe si está haciendo No todo es lo que parece, La red social o un gag de SNL. Maia Debowicz apunta que no es Lex Luthor sino el Guasón y tiene razón: estamos convencidos de que le dieron mal el libreto.

El gran problema de esta película diseñada para satisfacer a todo el mundo es que, como corresponde a cualquier cosa que intenta satisfacer a todo el mundo, no logra satisfacer a nadie. Los actores, puntualmente buenos, luchan a brazo partido contra la total ausencia de dirección, porque -hipótesis- a Snyder solo le importa… Bueno, no, no sabemos qué le importa: las secuencias de acción mal filmadas implican que solo le interesaría lo que pasa dentro de los personajes, pero la ausencia de dirección actoral y de construcción cinemática de las relaciones, que solo le importan las escenas de acción. Lose-Lose situation, verdaderamente. Algunos medios dijeron que el film era más “oscuro” que otros. Otro macanazo: es “oscuro” porque las secuencias son todas nocturnas y está mal iluminado (nota para el espectador: las secuencias de efectos especiales “diurnas” se notan más). Tiene de todo, pues, así que no tiene nada: ¿vieron los muestrarios de telas de las casas de sillones? Pues bien: eso. Los colores y las posibilidades están ahí en cuota suficiente para que más o menos los comprendamos, pero ninguno se hace cargo de la película. El resultado es bombástico, ruidoso y, sobre todo, anémico. Una película construida por un comité que olvida entretener a su espectador o cuidar a sus personajes. Algo así como el autismo, solo que en 3D.

SUSCRIPCIÓN
Si querés recibir semanalmente las novedades de elamante.com, dejanos tus datos acá:
ENCUESTA

¿Qué serie de Netflix te gusta más?

Loading ... Loading ...